Páginas

sábado, 31 de diciembre de 2016

Recordando: La torería de Frascuelo en Céret

Para despedir el año tiraremos de memoria con la primera visita que hicimos a la feria de Céret, y como no de un pasaje que nunca olvidaremos mientras no nos traicione la memoria taurina, la torería de Frascuelo ante Cartuchero-8 con 550 kg. de herederos de Felipe Bartolomé, uno de esos que algún bocazas vocea que no embiste porque es minoritario.
Algo que tardaremos en olvidar, y por desgracia, tardaremos en volver a ver.
video
Vídeo vía Feria.Tv

domingo, 18 de diciembre de 2016

Recordaremos: La corrida de Victorino en Illescas o La lidia total


En esta época invernal, tan exenta de festejos pero tan propicia para recuerdos, lecturas y charlas,iremos rememorando momentos, situaciones, que nos llegan y nos llenan.
Como no, echaremos mano de recursos internautas, utilizaremos vídeos y enlaces de anónimos aficionados que dedican parte de su tiempo a difundir aquello que más les gusta su afición a los toros desde su particular visión.

Uno de estos  aficionados son una página de facebook, Tauromaquía para el recuerdo que enlazan vídeos, fotos, artículos, que a ellos más les gustan, agradeciendo de antemano su condescendencia a que enlacemos sus vídeos, así como haremos de otros, como no siempre citando la fuente.

Para comenzar, como aquí por esta bitácora nos gusta la lidia completa, veremos el vídeo que habla sobre la corrida montada en Illescas por el mes de octubre, con toros de Victorino Martín, con toreros que respetan la lidia Cristián Escribano, Gómez del Pilar y Raúl Rivera, y con hombres de plata de lo mejor del escalafón, Raúl Martí, David Adalid, Raúl Cervantes, Juan José Esquivel o Pedro Iturralde, entre otros.


La heredera de la ganadería, nos habló de esta corrida en la entrevista realizada por Andrés Verdeguer en su programa Cultura de Bou, dejando claro hacia que lado se decanta la futura ganadera, no parece ser con el toro colaborador, si no con el toro que exige las cosas bien hechas, es decir el toro que se debe de lidiar, y no venir lidiado de casa.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Seguimos...

Dijimos que volveríamos y volvemos, después de una minitemporada de pausa por razones diversas, ahora toca retornar con nuevas fuerzas y nuevos ánimos, lo intentaremos.

Para volver no lo haremos con una reflexión propia, ni un copia-pega de un artículo o comentario, lo haremos con otro amigo que ha vuelto a las ondas, tras un breve paréntesis. Andrés Verdeguer ha regresado con su Cultura de Bou, su Cultura del Toro, su Culture de Taureau, y lo ha hecho con una más que interesante entrevista a la ganadera Pilar Martín, nieta e hija de los ganaderos Victorino Martín. Os invito a escucharla, al igual que luego dos entrevistas más, al torero Román y a Javier Ibáñez, quien se ha dedicado a estudiar la repercusión económica dels bous al carrer en una población tan taurina como la Vall d'Uixo.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Adrián te vas a curar...


Tu te vas a curar Adrián, tu fuerza, tu tesón, tu afición a la vida, porque la tauromaquia es vida, el triunfo de la vida sobre la muerte; la medicina, los médicos, héroes anónimos que cada día lucha contra esa plaga silenciosa llamada cáncer te van a salvar;  la fe, la esperanza, la ilusión de tus padres, tus familiares, tus amigos, toda la familia taurina, te van a salvar.

Pero Adrián lo que no se va a curar, lo que no tiene solución es esta sociedad en la que ha tocado vivir, esta sociedad que va perdiendo los valores morales, los valores éticos, que cada vez más basa sus principios en pilares de barro, dictados no se sabe donde ni a que intereses económicos responde; donde tiene más valor un animal doméstico que una persona, donde se premia a la 'choni' de turno y se obvia a eminencias, que están salvando vidas, donde el libro más vendido es de una persona que día a día vende su vida y muchos de sus lectores no habrán tenido en sus manos el Quijote; donde se llora el sacrificio de un perro más que la de un misionero que da su vida por los demás, donde hay muchos -istas de salón, -istas detrás de la pantalla de plasma, -istas que hablan mucho pero que luego se vuelven al bando contrario a la mínima por espúreos intereses propios; donde se cuida con un mimo desmedido a la mascota y se ignora al abuelo en su retiro residencial; una sociedad que crítica con la boca pequeña los mensajes vomitados en las redes sociales, donde los pijoprogres callan pero otorgan, donde los politicastros de turno repiten el sonsonete de costumbre pero no hacen nada, donde periodistas que quieren ser ejemplares, lo obvian o lo tratan de refilón.

Gracias Adrián por haber conseguido unir a muchos aficionados a la tauromaquia, para demostrar a los demás que es vida, solidaridad, entrega, pasión, libertad, altruísmo, verdad.

martes, 11 de octubre de 2016

La última del año en Valencia


Esta bitácora no destaca por la inmediatez, sobre todo en estos últimos tiempos, como se puede apreciar, dejando evidencia cuando hoy martes comentamos la novillada del domingo en la plaza de toros de Valencia, con motivo de la festividad del 9 d' Octubre. Para tal conmemoración los productions  and friends (otro día hablaremos de los amiguitos) montaron una novillada para los modestos del escalafón, todos procedentes de las tierras de la región, aunque luego por la caída de un chaval del cartel se trajeron a uno criado taurinamente por aquí aunque hijo de Cuenca.

Pasó lo que normalmente pasa en estas novilladas, novillos serios bien presentados, con aroma de repaso cornúpeta, con comportamiento 'colaborador' y unos novilleros faltos de oficio que se estrellan contra las buenas condiciones de los toros. Esta tónica viene repitiéndose demasiado porque parece que esta mejor la cabaña brava que la cantera novilleril.

Fernando Peña se trajó seis novillos que aparte de bien presentados, cumplieron con el caballo no rehuyendo la pelea, tuvieron un comportamiento para haber cortado trofeos a go-go, sabiendo que estamos en Valencia, y aquí las orejas son baratas y fáciles. Destacaron segundo, tercero y cuarto, más parado el primero, más complicados quinto y sexto no tan entregados al embestir. Sin ninguna mala mirada, fueron ñla típica novillada que cualquier chaval podía soñar.

El alicantino Borja Alvárez, con tiempo por este escalafón, no supo aprovechar el sortear el mejor lote con diferencia, aunque el público agradecido pidiera una oreja playera. Fue efectivo en la suerte suprema.

El conquense Aitor Dario 'El Gallo', entró por la sustitución de Juan Antonio Navas, que parece que se ha tomado un tiempo de reflexión, tras una espera que se le antojaría larga esperando al no-triunfo en el festival de Adrián del novillero protegido del diputado de asuntos taurinos (ya empezamos). No aprovecho tal circunstancia, desaprovechando un novillo bueno y estrellandose con el más complicado.

El castellonense Sedano Vázquez, venía de indultar un novillo en Cella, con las formas y maneras que presentó, nos hace pensar lo bueno que sería el novillo indultado.

Bien las cuadrillas sobre todo las de a pie, desmonterándose  José Manuel Montoliu, Alfonso Carrasco y Valentín Ruiz.

El palco estuvo a buen nivel, aguantó ante la petición de una oreja impropia.

lunes, 3 de octubre de 2016

La última d' Algemesí: Predispuestos

 
Siempre cuando aparece la divisa morada, amarillo y blanca del hierro de la H por los carteles de la ferias todos están predispuestos.
Los que confeccionan los carteles se predisponen a colocar a toreros que no quieran o no puedan huir ante los bureles onubenses.
Los acartelados y sus apoderados se predisponen pasar por el trago, todo sea por su carrera mas agonizante que exitosa, las cuadrillas que los acompañan se predisponen a salir del paso, o del túnel, como sea, los de la acorazada predispuestos a arrear navajazos traperos a favor de querencia tapando la salida para eliminar, si pueden, cualquier resquicio de bravura o de poder de los toros,
Los de la pluma afable (no les llamaremos críticos pues rara vez actúan como tales) se predisponen a cacarear que esto no están malo, todo sea por don Fernando, el noble propietario de los toros criados en Trigueros aunque antes se fotografíen días antes con el tratante gañan que dice que lo minoritario no embiste y bla, bla, bla.
El público bullanguero viene predispuesto a pasar una tarde de toros como todas y oh, sorpresa! esto no es lo de todo los días, estos no vienen ni van, que no pueden sacar el moquero ni jalear circulares, ni arrimones, que no se cortan orejas.
Los aficionados antes estos carteles, aunque saben que el milagro será difícil, vienen predispuestos a ver una corrida de toros, con todas sus dificultades y problemas, pero también sabiendo que van a padecer por la bisoñez e impericia de los oponentes que tienen delante.

Todo esto se vivió en la la plaza d'Algemesí el sábado, cuando se acartaleron los novillos de los herederos de Celestino Cuadri con los novilleros Cristian Climent y Aitor Darío 'El Gallo'.
Con presentación de plaza de primera, noi se emplearon en exceso en varas, aunque los de la vara de picar, les bsucaron la querencia, les taparon salida y les arrearon, los dos primeros llegaron muy parados al último tercio, embistiendo con la cara alta sin emplearse, el tercero se movió un poco más pero teniendo mucha guasa en la embestida. Sobresalió el cuarto Trato-30, toro con un buen pitón izquierdo, se movió, se empleaba pero no se le obligaba y acabó haciéndose el dueño.

De los novilleros no diremos mucho pues ya es de valor anunciarse con estos novillos en una plaza de estas dimensiones y con poco experiencia, pero también que es para replantearse su carrera después de tragos como estos. Cristian Climent banderilleo y estuvo delante, pasando un quinario para pasaportar sus bureles. Aitor Darío, toreo de capa, para después dar dos faenas largas, dejando perder las buenas embestidas por el izquierdo de su segundo, todo un toro.

De las cuadrillas lo dicho, los de a pie o no sabían o no podían, los de a caballo arrearon con saña y con aquiesciencia.

El palco correcto para el trago de presidir este festejo, fueron benevolentes con los tiempos de lidia, se noto la experiencia y la afición del presidente.




sábado, 1 de octubre de 2016

La quinta d'Algemesí: Prosopopeya del toro automata o la tauromaquía 3.0.


Nada o casi nada comparto la visión de los ganaderos que están creando el toro moderno, un toro ajustado a lo que las figuras actuales, con más de cuatro lustros de alternativa, han creado a su imagen y semejanza, capitaneados por el niño de Velilla, mal llamado por algunos voceros el gallito del siglo XXI, pero es de alabar como han podido crear esa alquimia de lograr que una animal fiero, salvaje, cerril, que intenta buscar aquello que le incita pase a ser un animal que obedece, sólo ve trapo, que presente el comportamiento que presente acabe sometido a una muleta aunque no se haya realizado nada para que esto se cumpla, es el denominado toro colaborador antes llamado toro artista, más bien yo le llamaría el toro autómata, un animal que cumple perfectamente la labor que se le ha creado, obedeciendo, 'se deja dirigir o actúa condicionado y maquinalmente'.

Servidor asiste poco, por no decir nada, donde se dan este tipo de hierros ganaderos porque mi religión taurómaca me dicta abstenerme, pero hoy como la fuerza de la Setmana de Bous me arrastró hacia Algemesí, dentro del todo el jolgorio quede sorprendido por el comportamiento de los bureles de Domingo Hernández, máximo representante de los creadores del toro para la tauromaquia 3.0. que se nos viene encima, por esa manera de crear animales que viene lidiados del campo, como pasan por los dos primeros tercios de manera correcta, sin molestar en exceso, para llegar a la faena de muleta con un celo al trapo digno de admirar, sin dar una mala mirada ni un mal gañafón, siempre obedientes al toque, a pesar de las maldades que le haga el figurin de turno. Sorprendente. 
Aún así me quedo con el toro bravo o manso pero encastado, que sorprende, que debe lidiarse, que vende cara su vida, que es imprevisible, que te hace estar atento en todo momento, aunque parece que estamos pasados de moda, eso ya no se lleva.
El toro que viene
La presentación de los toros fue ilógica con trapío de plaza de primera pero con cara de talanqueras, con aromas a barbero, pasaron por el caballo dejándose pegar, aunque los 4 embistieron con un sólo pitón como queriendo entrar pero sin compromiso, pusieron en apuros al peonaje, para luego ser maquinas preparadas para embestir.

El hidrocálido Leo Valadez, cortó dos apéndices a su primero que tenía un piotón derecho de cortijo, sin torear con la izquierda, si templar, con enganchones, pero con mucho toreo accesorio. En su segundo igual pero menos, no cortó porque pinchó.

El francés Andy Younnes, sabe muy bien la lección de llevar los toros por fuera, recetar circulares a troche y moche, practicar la postura de la alcayata, y sobre todo codillear, tiene un resorte en su brazo, Mete la espada, y como da igual donde corto despojos a diestro y siniestro.

En las cuadrillas hubo de todo como en botica pero poco bueno.

En el palco un cachondeo, con asesor veterinario con guayabera que le dictaba al presidente, con un asesor callado, y con muchos invitados.

La mirada del aficionado

viernes, 30 de septiembre de 2016

La cuarta d' Algemesí: Cuando hay toros y toreros


Tras el hastío cuasi soporífero de días anteriores apareció la luz en la plaza d'Algemesí, por ese milagro que significa la conjugación de toros y toreros, aunque con diferente suerte y con muchos matices por pulir puede haber materia prima para tener toreros para el futuro.


Al iniciar el festejo se guardo un minuto de silencio en memoria de Pepe Limeño, (q.e.p.d.), nunca es tarde si la dicha es buena.

Los Lozano enviaron una novillada del hierro de Alcurrucén con dos y dos en cuanto a morfología y comportamiento, pasaron con nota por el caballo exceptuando el segundo, más flojo de fuerzas. Dos colorados, nobles y bravos, buenos por ambos pitones, con cuajo, serios por delante. Dos negros, más justos por delante, con una embestida menos entregada, con más que torear, pero con interés. La presentación fue la que se debe de pedir en una feria de novilladas, no lo que se ha visto en otras tardes, el comportamiento se les supone.

Alejandro Marcos tiene el concepto clásico y verdadero del toreo, cruzado al pitón contrario, cite con la muleta por delante, no perder pasos para poder sacar 4, 5 pases por abajo rematando detrás de la cadera hasta incluso 6 por tanda, no la típica de 2 o 3 para luego varios por arriba farándula incluida. En su debe el carácter frío y seco castellano, que en los tiempos que vivimos no llega a calar en el populacho festivalero, y su asignatura pendiente el manejo horrible de los aceros. No puede ser que tras una faena seria y profunda pierda los trofeos por 7 pinchazos.

El manchego Diego Carretero, vino en novillero, con buenas formas y con muchas ganas, con mucha quietud y con ganas de triunfar opta a triunfador de la feria por una faena a un noble novillo, con dos partes, una de toreo largo pero menos, y una segunda con excesivo encimismo pero que conecta con los tendidos, aquí y en todas partes.Se tiró a matar queriendo asegurar, aunque la espada se le fue baja, salió prendido, llevandose dos trofeos más que justos. En su segundo menos claro, volvió a pecar de acortar terrenos, pero volvió a mostrar buenas cualidades.

Buena tarde de las cuadrillas, tanto las de caballo como las de a pie. Destacaron Óscar Castellanos y Miguel Ángel Ramírez, por un buen tercio de banderillas, falta hacia. 
Por cierto hay un picador que aparece todos los días por el albero ¿casualidad?, esperemos que cuando acabe la feria haya aprendido a picar.

Bien el palco, aunque en algún novillo cambio con dos entradas en banderillas.

El de todos los días

El triunfador


martes, 27 de septiembre de 2016

La tercera d' Algemesí: Los consentidos por los consentidores


Cuando se anunciaron los carteles de la Setmana de Bous d' Algemesí, y en esta novillada se anunciaban los nombres de un novillero hijo de un conocido artista de la farándula chistosa y un pupilo de la casa Vázquez, con todo lo que ella comporta tenía claro es que ni la presentación del ganado ni el comportamiento del mismo iba a ser de enloquecer, 'blanco y en botella'. No es que servidor sea un adivino ni vidente ni agorero, pero tal como esta el panorama taurino-mediático-empresarial ya se sabe.

Los dos primeros novillos de Rehuelga que saltaron a la arena fueron impropios de una capea por las caritas que llevaban por delante, el primero era gordo y grandón pero reducido a la mínima expresión su defensas cornúpetas, el segundo más escuálido pero con las mismas defensas, y aún más escandaloso era su sospechosa falta de fuerzas y síntomas de invalidez, eso sí luego fueron más que colaboradores claramente desaprovechados por los consentidos novilleros.
Los dos últimos novillos fueron mejor presentados y más complicaditos, con puntitas bien afiladas aunque probablemente arregladas, se empleaban poco con embestidas a media altura, especialmente el último que acabó buscando a la salida del embroque también por la impericia de su oponente.

Pablo Aguado, el chico de los Vázquez, tiene buen concepto pero muchas precauciones con su inválido primero no conecto, desaprovecho el de embestida más larga cortando siempre el viaje. Paseó una oreja fulera por una puñalada trapera al que abrió plaza.

Alfonso Cadaval, el vástago de los morancos, bien arropado por el sistema taurino-mediático, no puso la emoción que le faltaba a su primer novillo que era un carretón pero sin chicha no limoná, pero cuando se tuvo que enfrentar al que cerró la tarde cambió el panorama sin saber resolver las dificultades y con muchas precauciones. Lo más vergonzoso fue su padre desde el balcón consistorial pidiendo alevosamente una oreja impropia que contagió al público festivo que se apuntó al festín. Un poco de dignidad!

En las cuadrillas destacó dos buenos pares de Raúl Blázquez, los demás pasaron con más pena que gloria. En los de la escuadra montada arrearon con los que apretaron, pasaron inéditos con los inválidos.

Mal el palco especialmente sensible en conceder trofeos cuando se coloca el desgalichado asesor, pero un presidente que es aficionado tenía que tener más sensibilidad taurina.

Mal la Comissió por tragar con las exigencias de los figurines y sus adlateres, con dos novillos impropios de una feria que se dice de las primeras del panorama taurino.



lunes, 26 de septiembre de 2016

La segunda d' Algemesí: Encefalograma casi plano


Cuando estas rodeado de buenos aficionados en un festejo taurino, y acabas hablando de tus historias personales, laborales, o sentimentales, significa que lo que esta sucediendo en el ruedo o te aburre o no te interesa. Esto podía ser el feo resumen de una tarde de toros en Algemesí donde la animación la puso un joven rejoneador con sus alardes y aspavientos y los chavales de dos cadafales con esos piques sanos cuando el tedio del ruedo les incita a buscar la alegría por otro lado.

Los novillos de Cebada Gago, ganadería habitual por esta plaza, no pusieron el picante ni la emoción que se les pide y tantas veces han ofrecido. En su haber hay que decir la presentación que trajeron desde 'La Zorrera' con un tercer novillo muy serio por delante. Con viveza y prontitud de salida, se disiparon como un azucarillo tras el filato de la suerte de varas, donde se les perpetraron puñaladas traperas para asegurarse que no van a molestar. Los novillos se dejaron sin más debajo de los faldones del matalón incluso alguno salió suelto. Durante el tercio de muerte fueron claramente a menos cuando parecía en un principio que iban a dar guerra, otra cosa es las faenas que les perpetraron los novilleros.

Curro Durán no estuvo seguro en ningún momento, siempre buscando las faenas de galería, vamos lo de todas las tardes.

Rafael Serna, inició sus dos faenas dando buena impresión para luego perderse en el barullo de la faena accesoria. Una pena porque dio tandas que podían augurar que había algo en sus muñecas. El problema de la novilleria es el de siempre acostumbrados a dar pases a los animalitos 'colaboradores', al enfrentarse a un burel con algo de castita o problemas no se sabe dar la lidia adecuada.

El rejoneador Mario Pérez Langa tiró de repertorio calentador, agitando a la gente que echaba a faltar toda la tarde algo de animación.

Las cuadrillas de a pie se vieron desbordadas por momentos, las de a caballo arrearon navajazos sin compasión.

Bien el palco por aguantar las peticiones festivaleras e improcedentes ante lo visto en el ruedo.

domingo, 25 de septiembre de 2016

La primera d' Algemesí: Una vez más


Hemos vuelto después de un tiempo dedicado a otros menesteres que nos han apartado durante toda la calenda estival del mundo taurino, aunque siempre conectados de la actualidad a través de las ventanas cibernéticas, intentando separar el grano de la paja, aunque a pesar de la sequía taurómaca hay más paja que grano, muy poco grano, demasiada paja...

Volvemos con la Setmana de Bous d'Algemesí, ese milagro anual que se da en las ribereñas tierras del Xuquer, ese milagro que increíblemente es desconocido para muchos de los que se dicen llamar aficionados y defensores de la Fiesta en Valencia, y sin embargo, cada vez más conocido por los animalistas y sus gañanes que acuden cada vez más a liarla como pasó ayer y al parecer con la connivencia de alguna autoridad local y de los miembros de seguridad pública, porque no se puede permitir que una decena de intolerantes quieran boicotear un acto público que reune a más de 4.000 personas.

Es de alabar el esfuerzo anual de la Comissió Taurina por sacar adelante cada año este prodigio taurino, alabar también el intento de reivindicar los tercios de la lidia tan depauperados por estos lares, con la dificultad del espacio material del ruedo y del público festivalero, con nula cultura taurina.
Pero es de criticar, como me apuntó el gran aficionado algemesienc Pepe Rubio con razonable enfando, que desde la Comissió no hubiera la petición de un minuto de silencio en memoria de Víctor Barrio y del maestro Pepe Limeño, con más de 20 años relacionado con la Setmana haciendo funciones de veedor para ellos, mucha falta de sensibilidad taurina y humana, un gran debe de la Comissió.

Para inaugurar se lidió, o a eso venían, 4 novillos en puntas¿? y 1 mogón para rejones de la ganadería de Torrestrella, con mucha nobleza, unos más sosotes y parados 2º y 3º, un encastadito y codicioso que hizó primero, y un cuarto con embestida entregada pero que acabó desengañado. A don Alvaro estaría molesto porque al menos 2 de sus bureles tenían mas que torear.

Estuvo por allí Juan Antonio Navas, dejando pasar 2 buenas oportunidades de reivindicarse.

Rafael González tiró de repertorio populista, quitándose las manoletinas sin más o lanzando la espalda, recetando circulares invertidos, pases por detrás, pero de toreo fundamental, cero patatero. Con dos estocadas enteras, más o menos desprendidas, cortó dos despojos, que le permitieron salir a hombros, sin más.

La rejoneadora Ana Rita hizo disfrutar al público.

El palco presidido por la alcaldesa, con el (des)asesoramiento de turno, cambió al 2º par de banderillas con tan sólo dos entradas, nos siguen privando de la lidia.



miércoles, 27 de julio de 2016

Canito, ¡torero!

Esta foto no tendrá más de 5 años, cuando el maestro Cano casi podía presumir de 100 primaveras. En una finca zaragozana, reodeado de buenos aficionados, el maestro no pudo resistirse a dar tres o cuatro muletazos, tirando la pata alante, con la panza de la muleta, vamos toreando.
La foto me la ha pasado Adolfo Campos, buen aficionado, uno de los afortunados de contemplar ese alarde de valor.

In memoriam Canito

Sit tibi terra levis

Nos ha dejado Francisco Cano Canito, (d.e.p.). Ahora podrá estar con todos sus amigos de aquellos años en que todo estaba prohibido pere ellos todo lo conseguían, Ernest, Orson, Lola, Antonio y muchos más, especialmente Ava, su eterno amor platónico, y Manolo, su torero que le hacia saltar las lágrimas muchos lustros después.

A feria de julio pasada


Pasado ya el día de San Jaime, en el que por cierto no hubo festejos, las tradiciones se pierden, es el sino de los tiempos, toca reflexionar sobre lo vivido por un servidor en su mini-mini-feriade julio, asistiendo a dos festejos, una novillada y la corrida de las duras que para eso uno tiene fama de intransigente y 'torista', dicho con todo el carácter despectivo cuando en realidad esta una fiesta de un toro, no de un sucedáneo, domeñado y dominado por un hombre con un par de arrestos.

De la novillada a estas horas nos acordamos de poco, si acaso que nos llegamos aburrir, mucho humo y poca paja, con un ganado de Santiago Domecq, en esa línea del tonto áspero, cuando las ganaderías no se definen, quieren entrar en el circuito y no están en la mano del ganadero, para una terna al uso, el local Cristian Climent, sólo diremos que sigue en descenso; Luis David Adame, con la lección juliana muy bien aprendida, formando parte del sistema; el chico de la empresa Andy Jounnes, que le sono la flauta en fallas y nos lo seguiremos tragando, y poco más...

De la corrida de Cuadri, podemos decir que sin ser buena, no nos aburrimos, base principal de una tarde de toros, hubo de todo, desde el noble sin fuerza que hizó primero, un 'toreable' segundo, un flojo que fue devuelto, el reservón que acaba entregándose, el parado con guasa y el toro que después de una lidia ínfame se pone imposible orientándose muy pronto, dejándo en evidencia que la torería actual, tanto matdores como cuadrillas no están preparados para lidiar a un toro con poder. A estos morlacos se enfrentaron una terna dispar, Rafaelillo, especialista en este tipo de corridas, y de los pocos del escalafón que pueden lidiar este tipo de toros, demostró una vez más que es lo hay que tener para ponerse delante de estos toros; Pascual Javier, al que más que una oportunidad era una puñalada trapera, estuvo digno y no se le puede pedir más a un chico que hace su segunda corrida en España después de 3 años de alternativa; Román poco acostumbrado a pechar en estas lides, dejándolo en evidencia en su segundo toro, tuvo en suerte, nunca mejor dicho, que fuera devuelto su primer toro, para saltar un sobrero de Algarra, con casi 6 años, que recibió dos exigues picotazos, para llegar a la muleta templadito y con tranco, donde Román estuvo valiente, en los medios, con tandas por la izquierda que no llegaron a ser redondas, para dar una tanda maciza con la derecha, siguiendo con un trasteó menos claro, tras una estocada tendida, cortó dos apéndices y el presidente por su cuenta le dió una vuelta al ruedo al toro más que incomprensible, o sí si tenemos en cuenta la guerra oculta que llevan ambos protagonistas desde el palco y el ruedo.

Así es como vimos la feria de julio de este año, con una panorama novilleril bastante plano, y como en las corridas que se salen del monoencaste, sólo son solvente los especialistas que pechan muchas tardes con ellas, los demás especialmente los jóvenes, dejan ver sus carencias.

Destacar también la humanidad del maestro Rafaelillo de dar una vuelta al ruedo con el chaval Adrián, es muy fácil hacer feliz a la gente si se quiere, nunca olvidare esas imágenes, grande Rafaelillo, como torero y como persona.

P.D.: Por diferente motivos dejaremos una temporada el blog, aunque ya lo tenemos bastante abandonado. Esperemos volver con más ganas y con mucho ánimo.


martes, 19 de julio de 2016

Pongamos que hablo de Ceret


De nuevo un año más nos hemos acercado a las tierras del Rosellón francés, donde tienen a gala reivindicar su catalanidad, donde se da esa maravillosa conjunción de vivir la fiestas del pueblo con la afición a los toros metida hasta la médula. No es casualidad que en una población de cerca de 7.000 habitantes se organice una feria donde se dan cita aficionados de muchas y diversas nacionalidades.

Dicen los que ya hace años que se dan cita un fin de semana de julio por allí que no es como antes, algunos te dicen que ni sombra de lo que era, que el nivel ha caído en todos los sentidos, que se va a menos, ... ¿cualquier tiempo pasado fue mejor? probablemente, pero creo que es el sino de los tiempos que vívimos, sólo hay que ver como la gilipollez humana que parece no tener fin, ahora se dedica a buscar muñecos virtuales por las calles aunque ponga en peligro su integridad física y lo que es peor la de los demás.

Esta feria nacida con polémicas y demasiadas aristas, con la entrada de los pseudo veraguas de Aurelio Hernando, que si aterriza por las arenes de Ceret el fenicio y su comparsa con las cámaras y cables de noseque plus, y como guinda el comportamiento de los saltillos (?) de moreno silva en Madrid, con ese negativo eco mediático de los de la tele. Al final acudimos aficionados, pero menos, de todo el orbe taurino, como no especialmente los franceses, con una actitud pienso que demasiado escéptica frente a la concepción de los carteles.

El resultado cual fue de alguna manera lo que se esperaba, unos pseudo-veraguas que fueron una mansada aplomada salvada por un saltillo de verdad de Miguel Zaballos, que puso los puntos sobre las ies y donde estuvo como había que estar Perez Mota; un Curro Díaz que estuvo en currodíaz; un Iván Fandiño, que esta desaparecido desde la encerrona; una encastada novillada de los santacolomas portugueses de Vinhas, con unos novilleros que dejaron patente como esta el escalafón, es decir, totalmente plano; unos saltillos de Moreno Silva, donde apareció toda la gama de morfologías de los santacolomas echando de menos la de saltillo, demasiada miscelánea, y con un comportamiento diversos pero todos con posibilidades, donde Fernando Robleño pasó de puntillas, Juan Carlos Venegas no se vió y se le fue el más 'toreable' de la corrida y donde Aguilar tuvo pundonor y arrestos para someter al natural a un toro encastado, con dos series por la izquierda con mando y profundidad, resultando un oasis entre tanta vulgaridad.


lunes, 16 de mayo de 2016

¡Talavera, Talavera!

        
           ¡Talavera, Talavera,
qué triste suerte su suerte!
En tu plaza bullanguera,
de una cornada certera
halló Gallito la muerte.
¡Gallito!... ¡El mejor torero!
¡El más artista! ¡El primero!
¡El que aquel día nefando
llegó a la plaza cantando
las coplas del Espartero!
                                                                    Pedro Muñoz Seca

Del blog Poesía Taurina de Antonio Suárez Cabello

domingo, 8 de mayo de 2016

Por no perder el tren ¿nos perdimos lo mejor?


No queríamos perder el tren y nos perdimos el ultimo toro, y cumpliéndose la ley de Murphy, iba a ser el del triunfo (populista?)según nos informan amigos y realzan revisteros, aunque viendo la actitud en su primero no es de extrañar y en otras actuaciones, pero también es verdad que viendo el nivel de los tendidos también da lugar a  la duda.
La novillada en el día de la Verge dels Desamparats se celebraba para tapar bocas por parte del trust de Simón & productions, a los que añoran (añoramos) los otrora festejos e incluso mini-ferias en dicha conmemoración, con más o  menos lustre, pero hacían posible que Valencia tuviera temporada taurina y no plaza de  ferias, pero como dicen y tapan los peloteros del puchero la empresa ha de salvar la economía y así de paso que les inviten a un gin que es el precio bajo que tienen algunos.
Bienvenido sea un festejo de promoción aunque  ya sabemos lo que pasa en estos casos se mete a los chavales de las empresas del lobby (fit, matillon, chooperon, etc) y luego se pone la cuota alícuota del chaval de la tierra, aunque este el tren hace tiempo que vio pasar el tren, y de paso se contenta al diputado de  asuntos taurinos por aquello del paisanaje pueblerino, da igual que hayan otros con una oportunidad pendiente, esto del taurineo ya se sabe…
Para la ocasión se trajeron pupilos de Zacarías Moreno, encaste mayoritario, que si miras la procedencia puedes ver una amalgama de retales pero con muchos goterones de Daniel Ruiz, el vocero ganadero que ha repartido sangre por toda la cabaña brava como si tuviera tantos vientres como la vacada real allá por el siglo XVIII, cuando luego ves que es de camada corta, fenómeno admirable digno de ser estudiado por el Casillas de los hechos paranormales, no haremos caso de aquellos rumores que dicen que remarca reses, ni mucho menos….
Dignos de tal procedencia fue el comportamiento de los utreros, pasaron por el matalón con un simulacro vergonzoso o desarrollando mansedumbre apretando en la 1ª vara y no queriendo ni verlo en el segundo, pasando el trámite de banderillas con los problemas propios de la mansedumbre, llegando con posibilidades a la muleta, para que queremos los primeros tercios.
Fernando Beltrán tan sólo dejó su impronta en el lance de recibo y una serie de naturales a su primero, el viento y la falta de sitio hicieron lo restante, por cierto paseó una orejita de Valencia, también conocida como playera.
Alejandro Marcos con el capote tiene que progresar, con la franela mostró quietud y sitio, limpieza en el trasteo pero falto profundidad, no llegando a los tendidos. Se le fue el quinto novillo.
El pupilo de la Fit, Leo Valadez, dejo constancia de porque lo apoderan estos, con ideas claras sometió a su primero, un manso huidizo, poco picado, que hizo pasar un quinario a Rafa González para que lo banderilleara su matador, lo sometió con una serie de doblones mandones, aunque luego derivará en una faena al uso con un exceso de adornos por detrás que es lo que se lleva esta temporada: línea Talavante. Lastima que no salga nadie pegando series de mas de tres pases dando distancia citando al pitón contrario llevando al toro toreado. Perdonen pero soy un arcaico en esto de los toros. Así nos va…

martes, 26 de abril de 2016

Tauromaquias Universales: Una exposición que nadie debería de perderse


Desde que el hombre se propuso contar su historia, el toro forma parte de ella. 
Consumir su carnees sinónimo de vida. Pero el toro es también el símbolo por excelencia del valor, la fuerza y la fertilidad. Desde la noche de los tiempos, el toro es un espejo donde el ser humano busca el reflejo de todas esas virtudes en su propio interior. Las hazañas de aquellos que lo combaten quedan inmortalizadas en los primeros grandes cantares de la Humanidad, y antes a través de testimonios gráficos.

La historia de estas primeras tauromaquias, poratdoras de valores universales, y su resultado en la corrida moderna, se muestra aquí.

¿La muerte del toro en público es el resurgir de un sacrificio ancestral?
Gracias a la corrida moderna, la lucha eterna de Eros contra Tánatos, el instinto de vivir contra la muerte, encuentra en la plaza una prolongación simbólica.
La mayoría de las veces, Eros triunfa, y la victoria del genio humano contra la animalidad sumerge al público en una catarsis redentora.
Sin embargo, el triunfo de Eros es efímero porque nadie puede vencer eternamente a la muerte.
La grandeza desesperada del hombre se manifiesta a través de este desafío lanzado por el torero en el ruedo, cuyo fin no es otro que elevarse sobre su propia condición.
Su hazaña lo acerca a los héroes mitológicos, e identificándose con él, la Humanidad sublima su instinto vital.
Prohibir la corrida con el pretexto de ser un espectáculo anacrónico, no haría desaparecer la muerte.
Por supuesto, en un mundo donde el animal tendría los mismos derechos que el hombre, donde la muerte fue vencida definitivamente y donde la existencia fuera una alegría sin lucha, la corrida perdería su dimensión simbólica y su justificación.
A la espera de este Paraíso utópico, la corrida conserva todo su sentido. Últimos depositarios de culturas milenarias, toreros y aficionados garantizan su perennidad.
Mientras el toro mítico frecuente nuestro inconsciente y mientras exista un hombre dispuesto a desafiarlo poniendo en riesgo su propia existencia, el soplo de la epopeya vivirá en nuestras plazas, regalándonos momentos de fervor compartido, en una comunión humanista alrededor de valores universales, cuya manifestación merece respeto.

Los Culpables de todo esto