Páginas

domingo, 4 de diciembre de 2016

Seguimos...

Dijimos que volveríamos y volvemos, después de una minitemporada de pausa por razones diversas, ahora toca retornar con nuevas fuerzas y nuevos ánimos, lo intentaremos.

Para volver no lo haremos con una reflexión propia, ni un copia-pega de un artículo o comentario, lo haremos con otro amigo que ha vuelto a las ondas, tras un breve paréntesis. Andrés Verdeguer ha regresado con su Cultura de Bou, su Cultura del Toro, su Culture de Taureau, y lo ha hecho con una más que interesante entrevista a la ganadera Pilar Martín, nieta e hija de los ganaderos Victorino Martín. Os invito a escucharla, al igual que luego dos entrevistas más, al torero Román y a Javier Ibáñez, quien se ha dedicado a estudiar la repercusión económica dels bous al carrer en una población tan taurina como la Vall d'Uixo.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Adrián te vas a curar...


Tu te vas a curar Adrián, tu fuerza, tu tesón, tu afición a la vida, porque la tauromaquia es vida, el triunfo de la vida sobre la muerte; la medicina, los médicos, héroes anónimos que cada día lucha contra esa plaga silenciosa llamada cáncer te van a salvar;  la fe, la esperanza, la ilusión de tus padres, tus familiares, tus amigos, toda la familia taurina, te van a salvar.

Pero Adrián lo que no se va a curar, lo que no tiene solución es esta sociedad en la que ha tocado vivir, esta sociedad que va perdiendo los valores morales, los valores éticos, que cada vez más basa sus principios en pilares de barro, dictados no se sabe donde ni a que intereses económicos responde; donde tiene más valor un animal doméstico que una persona, donde se premia a la 'choni' de turno y se obvia a eminencias, que están salvando vidas, donde el libro más vendido es de una persona que día a día vende su vida y muchos de sus lectores no habrán tenido en sus manos el Quijote; donde se llora el sacrificio de un perro más que la de un misionero que da su vida por los demás, donde hay muchos -istas de salón, -istas detrás de la pantalla de plasma, -istas que hablan mucho pero que luego se vuelven al bando contrario a la mínima por espúreos intereses propios; donde se cuida con un mimo desmedido a la mascota y se ignora al abuelo en su retiro residencial; una sociedad que crítica con la boca pequeña los mensajes vomitados en las redes sociales, donde los pijoprogres callan pero otorgan, donde los politicastros de turno repiten el sonsonete de costumbre pero no hacen nada, donde periodistas que quieren ser ejemplares, lo obvian o lo tratan de refilón.

Gracias Adrián por haber conseguido unir a muchos aficionados a la tauromaquia, para demostrar a los demás que es vida, solidaridad, entrega, pasión, libertad, altruísmo, verdad.

martes, 11 de octubre de 2016

La última del año en Valencia


Esta bitácora no destaca por la inmediatez, sobre todo en estos últimos tiempos, como se puede apreciar, dejando evidencia cuando hoy martes comentamos la novillada del domingo en la plaza de toros de Valencia, con motivo de la festividad del 9 d' Octubre. Para tal conmemoración los productions  and friends (otro día hablaremos de los amiguitos) montaron una novillada para los modestos del escalafón, todos procedentes de las tierras de la región, aunque luego por la caída de un chaval del cartel se trajeron a uno criado taurinamente por aquí aunque hijo de Cuenca.

Pasó lo que normalmente pasa en estas novilladas, novillos serios bien presentados, con aroma de repaso cornúpeta, con comportamiento 'colaborador' y unos novilleros faltos de oficio que se estrellan contra las buenas condiciones de los toros. Esta tónica viene repitiéndose demasiado porque parece que esta mejor la cabaña brava que la cantera novilleril.

Fernando Peña se trajó seis novillos que aparte de bien presentados, cumplieron con el caballo no rehuyendo la pelea, tuvieron un comportamiento para haber cortado trofeos a go-go, sabiendo que estamos en Valencia, y aquí las orejas son baratas y fáciles. Destacaron segundo, tercero y cuarto, más parado el primero, más complicados quinto y sexto no tan entregados al embestir. Sin ninguna mala mirada, fueron ñla típica novillada que cualquier chaval podía soñar.

El alicantino Borja Alvárez, con tiempo por este escalafón, no supo aprovechar el sortear el mejor lote con diferencia, aunque el público agradecido pidiera una oreja playera. Fue efectivo en la suerte suprema.

El conquense Aitor Dario 'El Gallo', entró por la sustitución de Juan Antonio Navas, que parece que se ha tomado un tiempo de reflexión, tras una espera que se le antojaría larga esperando al no-triunfo en el festival de Adrián del novillero protegido del diputado de asuntos taurinos (ya empezamos). No aprovecho tal circunstancia, desaprovechando un novillo bueno y estrellandose con el más complicado.

El castellonense Sedano Vázquez, venía de indultar un novillo en Cella, con las formas y maneras que presentó, nos hace pensar lo bueno que sería el novillo indultado.

Bien las cuadrillas sobre todo las de a pie, desmonterándose  José Manuel Montoliu, Alfonso Carrasco y Valentín Ruiz.

El palco estuvo a buen nivel, aguantó ante la petición de una oreja impropia.

lunes, 3 de octubre de 2016

La última d' Algemesí: Predispuestos

 
Siempre cuando aparece la divisa morada, amarillo y blanca del hierro de la H por los carteles de la ferias todos están predispuestos.
Los que confeccionan los carteles se predisponen a colocar a toreros que no quieran o no puedan huir ante los bureles onubenses.
Los acartelados y sus apoderados se predisponen pasar por el trago, todo sea por su carrera mas agonizante que exitosa, las cuadrillas que los acompañan se predisponen a salir del paso, o del túnel, como sea, los de la acorazada predispuestos a arrear navajazos traperos a favor de querencia tapando la salida para eliminar, si pueden, cualquier resquicio de bravura o de poder de los toros,
Los de la pluma afable (no les llamaremos críticos pues rara vez actúan como tales) se predisponen a cacarear que esto no están malo, todo sea por don Fernando, el noble propietario de los toros criados en Trigueros aunque antes se fotografíen días antes con el tratante gañan que dice que lo minoritario no embiste y bla, bla, bla.
El público bullanguero viene predispuesto a pasar una tarde de toros como todas y oh, sorpresa! esto no es lo de todo los días, estos no vienen ni van, que no pueden sacar el moquero ni jalear circulares, ni arrimones, que no se cortan orejas.
Los aficionados antes estos carteles, aunque saben que el milagro será difícil, vienen predispuestos a ver una corrida de toros, con todas sus dificultades y problemas, pero también sabiendo que van a padecer por la bisoñez e impericia de los oponentes que tienen delante.

Todo esto se vivió en la la plaza d'Algemesí el sábado, cuando se acartaleron los novillos de los herederos de Celestino Cuadri con los novilleros Cristian Climent y Aitor Darío 'El Gallo'.
Con presentación de plaza de primera, noi se emplearon en exceso en varas, aunque los de la vara de picar, les bsucaron la querencia, les taparon salida y les arrearon, los dos primeros llegaron muy parados al último tercio, embistiendo con la cara alta sin emplearse, el tercero se movió un poco más pero teniendo mucha guasa en la embestida. Sobresalió el cuarto Trato-30, toro con un buen pitón izquierdo, se movió, se empleaba pero no se le obligaba y acabó haciéndose el dueño.

De los novilleros no diremos mucho pues ya es de valor anunciarse con estos novillos en una plaza de estas dimensiones y con poco experiencia, pero también que es para replantearse su carrera después de tragos como estos. Cristian Climent banderilleo y estuvo delante, pasando un quinario para pasaportar sus bureles. Aitor Darío, toreo de capa, para después dar dos faenas largas, dejando perder las buenas embestidas por el izquierdo de su segundo, todo un toro.

De las cuadrillas lo dicho, los de a pie o no sabían o no podían, los de a caballo arrearon con saña y con aquiesciencia.

El palco correcto para el trago de presidir este festejo, fueron benevolentes con los tiempos de lidia, se noto la experiencia y la afición del presidente.




sábado, 1 de octubre de 2016

La quinta d'Algemesí: Prosopopeya del toro automata o la tauromaquía 3.0.


Nada o casi nada comparto la visión de los ganaderos que están creando el toro moderno, un toro ajustado a lo que las figuras actuales, con más de cuatro lustros de alternativa, han creado a su imagen y semejanza, capitaneados por el niño de Velilla, mal llamado por algunos voceros el gallito del siglo XXI, pero es de alabar como han podido crear esa alquimia de lograr que una animal fiero, salvaje, cerril, que intenta buscar aquello que le incita pase a ser un animal que obedece, sólo ve trapo, que presente el comportamiento que presente acabe sometido a una muleta aunque no se haya realizado nada para que esto se cumpla, es el denominado toro colaborador antes llamado toro artista, más bien yo le llamaría el toro autómata, un animal que cumple perfectamente la labor que se le ha creado, obedeciendo, 'se deja dirigir o actúa condicionado y maquinalmente'.

Servidor asiste poco, por no decir nada, donde se dan este tipo de hierros ganaderos porque mi religión taurómaca me dicta abstenerme, pero hoy como la fuerza de la Setmana de Bous me arrastró hacia Algemesí, dentro del todo el jolgorio quede sorprendido por el comportamiento de los bureles de Domingo Hernández, máximo representante de los creadores del toro para la tauromaquia 3.0. que se nos viene encima, por esa manera de crear animales que viene lidiados del campo, como pasan por los dos primeros tercios de manera correcta, sin molestar en exceso, para llegar a la faena de muleta con un celo al trapo digno de admirar, sin dar una mala mirada ni un mal gañafón, siempre obedientes al toque, a pesar de las maldades que le haga el figurin de turno. Sorprendente. 
Aún así me quedo con el toro bravo o manso pero encastado, que sorprende, que debe lidiarse, que vende cara su vida, que es imprevisible, que te hace estar atento en todo momento, aunque parece que estamos pasados de moda, eso ya no se lleva.
El toro que viene
La presentación de los toros fue ilógica con trapío de plaza de primera pero con cara de talanqueras, con aromas a barbero, pasaron por el caballo dejándose pegar, aunque los 4 embistieron con un sólo pitón como queriendo entrar pero sin compromiso, pusieron en apuros al peonaje, para luego ser maquinas preparadas para embestir.

El hidrocálido Leo Valadez, cortó dos apéndices a su primero que tenía un piotón derecho de cortijo, sin torear con la izquierda, si templar, con enganchones, pero con mucho toreo accesorio. En su segundo igual pero menos, no cortó porque pinchó.

El francés Andy Younnes, sabe muy bien la lección de llevar los toros por fuera, recetar circulares a troche y moche, practicar la postura de la alcayata, y sobre todo codillear, tiene un resorte en su brazo, Mete la espada, y como da igual donde corto despojos a diestro y siniestro.

En las cuadrillas hubo de todo como en botica pero poco bueno.

En el palco un cachondeo, con asesor veterinario con guayabera que le dictaba al presidente, con un asesor callado, y con muchos invitados.

La mirada del aficionado