Páginas

domingo, 22 de octubre de 2017

'Diatriba contra el arte' por Antonio Díaz (gracias por volver)



Al contrario que proclama la frasecita de marras, corren, tanto que vuelan, buenos tiempos para la lírica.  
Lírica que da cobijo a mediocridad y cursilería, normalmente bajo el disfraz de modernidad -alpiste premium para los pobres-. Un modernerío con ubres que amamanta, como la perra loba a Rómulo y Remo, a la nueva sociedad, súbdita y esclava de la opinión exprés, del pensamiento inane y de las redes sociales -¡fiestas del pueblo con paletos aporreando iphones!-. Son estas un biotopo de condiciones cojonudas para la proliferación de una melancolía pantagruélica, del peripatetismo y de la flema presuntuosa.
...

Reubicar el arte de cúchares en el mismo agujero negro ye-ye que las chicas almódovar o pitingo -virtuosismo ñoño, farándula demodé- es arrojar la última palada de tierra sobre su ataúd. Si de algo ha podido presumir siempre este espectáculo es de ser incatalogable. De un salvajismo enciclopédico, deconstruido a modo para las avinagradas papilas gustativas del hannibal lecter íbero. Qué diantres de ministerio, circunscripción o etiquetado va a necesitar el toreo, que logró a lo largo de los siglos lo que ningún otro magno imperio: sobrevivir a sí mismo y a sus parásitos, que fueron y siguen siendo legión; tampoco nació rey que le hiciera claudicar; ofreció la otra mejilla cuando fue excomulgado por el sumo pontífice de Roma; de guerras salió airoso; y su sancta sanctórum, el reto a muerte entre el hombre y la bestia, corrió como la pólvora por diferentes civilizaciones, con más formas que el diablo en el desierto y más fervor que cualquier otro rito ascético. Al fin y al cabo, la Tauromaquia es la primera religión que alumbró la Tierra y la última leyenda mitologica que verá Occidente.
... 

El palabro monoencaste esconde tras de sí una tragedia aún mayor: la unificación de lidias, estilos y criterios en una sola y repetitiva realidad: bienvenidos a la era de la monomentalidad.
Leer más... 

lunes, 16 de octubre de 2017

'Argumentos de andar por casa para sentir orgullo de la afición a los toros' por Antonio Lorca



Muchos de los que disfrutan con la fiesta de los toros están convencidos de que su condición de aficionado no tiene justificación posible actualmente. En el fondo, se sienten acomplejados, avergonzados, asustados, timoratos, pecadores…, e integrantes del último eslabón de una suerte de bárbaros primitivos. Les hierve el veneno de la fiesta en sus venas, al tiempo que les atormenta el doloroso remordimiento de ser partícipe de una ceremonia de violencia y crueldad en el seno de una sociedad que proclama la convivencia pacífica con los animales. Gozan con los toros, pero no saben por qué y, a veces, lamentan formar parte de una minoría a la que ellos mismos consideran una especie en extinción.
 Leer más...

miércoles, 11 de octubre de 2017

El año que viene más, y esperemos, mejor

 
Con la novillada celebrada el pasado lunes con motivo del 9 d'Octubre ponemos fin a una temporada más, y también a una manera de llevar este blog, especialmente en lo referente a las reseñas de los festejos. Seguiremos dando opiniones, imágenes, videos intentando llevar con más agilidad la bitácora, cosa harto difícil, desde que comenzamos con mucha ilusión y ganas de expresar todas nuestras inquietudes taurinas. Tanto mi realidad personal como el mundo cibernético han cambiado. Las redes sociales han dado una nueva manera de expresarse, de contar, personalmente sólo las utlizó para enlazar tanto lo publicado por  aquí como otros enlaces mas interesantes y amenos que este blog.

Se que hay quien espera más mis opiniones, se que a algunos le molestan e incomodan, pero quiero aunque en pequeñas dosis continuar expresando mi opinión, aunque canse, me repita, me ignoren o incluso les guste. Con esta declaración de voluntades espero continuar hablando, declamando, escribiendo sobre esta santa afición que es la Tauromaquia.

Con respecto a la novillada de los Chospes a la que enfrentaban los novilleros Fernando Beltrán, Jesús Colombo y Angel Téllez dejaré unos breves apuntes.

Los novillos con buena presentación algunos con trapío de toros, de comportamiento desigual, aunque les faltó entrega y codicia, les dieron en el caballo como si fueran las fieras corrupias, dando tres varas a cuarto y quinto, lo nunca visto en esta plaza. Llegaron parados a la muleta poniendose algunos asperos y complicados en la faena de muleta. Tan sólo quinto, a pesar de lo que le dieron, y sexto se entregaron en el último tercio, siendo 'colaboradores' de los coletas.

La próxima temporada volveremos a tener a Fernando Beltrán, que una vez nos emociono, para tener su enésima oportunidad y afirmar los que saben que se topó con el peor lote.

La mala suerte sorprendió a Jesús Colombo en forma de cornada de 25 cm. en los inicios de su faena al quedarse descubierto por la leve brisa ante el paradote segundo, mala suerte cuando estaba a las puertas de su alternativa. No lo habiamos podido ver hasta el momento, nos dio impresión de novillero placeado y con cualidades atléticas en el segundo tercio.

Angel Téllez tuvo que lidiar tres novillos por la cogida del compañero, al que vimos hace pocos días por Algemesí, dejandonos la misma impresión toreo templado pero con deficiente colocación, demasiadas cercanías, quedando todo en medios pases y parafernarlia. Uno más en el escalafón. Ahh por cierto, con el público entregado le dieron dos orejas playeras.

Destacar la entrada que había en una novillada fuera de feria, con poca publicidad, lo que daba impresión y aroma de entradas de gañote. Todo sea por crear afición, aún a base del populismo y los triunfos fáciles.
Al natural

Orejas de Valencia

El año que viene más...

miércoles, 4 de octubre de 2017

In memoriam Victorino Martín


Muchas cosas se pueden decir en estos momentos, sólo dire que ayer se nos fue el ganadero más importante del siglo XX, uno de los pilares para que la Tauromaquia siga su tortuoso camino en estos momentos. El nos ha dejado pero su legado será imborrable.
Sit tibi terra levis.

domingo, 1 de octubre de 2017

Penúltima d'Algemesí o como desaprovechar los de Alcurrucen

Aço es Algemesí
Se lididiaban toros de Alcurrucén para los novilleros Toñete y Angel Téllez, y uno de los Bayones para la rejoneadora Ana Rita.
 
La acorazada de picar y la elegancia portuguesa a la grupa.

La triunfadora (en exceso de trofeos) de la tarde con dominio de los caballos, arriesgando por momentos.

Antonio Catalán Toñete no aprovecho a uno de los mejores novillos de la Setmana y de mi temporada, apretando en el caballo, franco en banderillas, empleandose en el último tercio. La faena fue menor con mal manejo de los aceros, que se repitió con el parado tercero escuchando tres avisos. Nada más que decir.
Angel Tellez también no hizo nada con un novillo con tranco de nuñez al que el torero lo ahogo con un encimismo exasperante, tampoco hizo nada con el primero. Uno más.


viernes, 29 de septiembre de 2017

Un tapado en el mano a mano de las perlas de la Escuela

Se preparó un mano a mano en Algemesí con las promesas de la escuela taurina (tan necesitada de sacar algún chaval) Borja Collado y Miguel Polopé, ambos torrentinos, acompañados de buenas cuadrillas, pero detrás de todos, oculto en silencio, estaba el sobresaliente Jordi Pérez, al que se rumoreaba por el patio de cuadrillas iba a torear el sobrero en el caso de que no se lidiará, obsequio del ganadero.

Para la ocasión se lidiaron erales de la ganadería de Aida Jovaní, que dieron juego diverso, mansitos y con poca duración en el último tercio, alguno de buena calidad en la embestida. Como todos los días estaba presente el aficionado local Pepe Rubio, al que es un placer escuchar sus comentarios y visiones durante un festejo taurino.

Como siempre la plaza d'Algemesí presentó un aspecto envidiable por muchos, entre otros motivos por el inmejorable tiempo que esta haciendo.

Sendas orejitas paseó Borja Collado, por dos espadazos defectuosos, y por faenas de quietud y valor, pero muy trompicadas y con exceso cercanía.

Miguel Polopé con su orejita tras desaprovechar dos buenos novillos a los que les faltó acabar de transmitir, donde el torero dió más muestras de sus carencias que de sus virtudes.
Foto Mateo
Pero el sobresaliente Jordi Pérez, supo aprovechar su oportunidad desde los quites hasta el novillo que le fue regalado, estando sobre todo en novillero, dejando muestras claras de su valor, temple, y si sigue así mando en su toreo, pero abusando demasiado de las cercanías, defecto que presentaron los tres por lo que debemos de dejarlo en el debe de la escuela, normal si consideramos que sus profesores fueron los que no aprobaron en esta dificil carrera que es la Tauromaquia, ... ¿así nos va!

domingo, 24 de septiembre de 2017

La primera de la Setmana de Bous d'Algemesí

Un año más comenzo Algemesi su Setmana de Bous, con los antis haciendo su infima aparición, con la plaza y las calles a rebosar, la gente con ganas de fiesta.

Se lidiaron 4 novillos de Partido de Resina, hierro histórico, encaste prehistórico que dice otros, de  los minoritarios que no embisten según dice el vociferador de la Mancha. Justisimos por delante, con trapío, de diferente comportamiento, todos asesinados en el caballo, luego tras lidias desastrosas sacaron todos los defectos que quieran poner los del puchero.

Delante de los bureles del encaste Gallardo estuvieron los novilleros Alejandro Conquero, destacando más poner orden en la lidia que por sus maneras, y Aitor Dario "El Gallo", entró por lo que entró y salió por donde entró. También estuvo por allí el rejoneador Roberto Armendariz, delante de un paradote y sosote novillo de Prieto de la Cal.

Destacar la negligente actuación de las cuadrillas, intimidados por la divisa blanquiceleste, arreando lo que no está escrito los picadores, los de a pie interpretando un sainete con capote y rehiletes.

Esperemos fieles a la malidición que los principios exitosos no son buenos, y viceversa, para que en la plaza mayor d'Algemesí se pueda hablar de triunfos pero no de triunfalismo.

viernes, 11 de agosto de 2017

Se come, se lidia

El arroz caldoso es menos espectacular que el seco. El seco impone ceremonias que recuerdan las de la fiesta taurina. Primermente, se suele ir a ver el arroz cuando aún está en el fuego, y entonces es cuando el cocinero formula algunos vaticinios: como los aficionados van a ver los toros a los corrales y oyen los pronósticos del vaquero. Después la paella es llevada al comdor por brazos riobustos que la muestran -dando una vuelta en torno a la mesa- a cada comensal; algo así como el paseo de las cuadrillas. Y luego se come; se lidia.
Wenceslao Fernández Flórez

jueves, 27 de julio de 2017

'La vergüenza del callejón de Valencia' por Carlos Bueno

Vía Burladero.Tv
Callejón repleto el día del festival de Adrián (¿Donde esta uno de la prensa libre comiendole la oreja a un production?)

Hace una quincena de años estuve en el callejón del coso de Valencia con María Abradelo, conocida presentadora de televisión que había sido invitada a ver un festejo de la feria de Fallas. Ante la imposibilidad de que la acompañara el empresario de la plaza, éste me pidió el favor de que fuese yo quien permaneciera junto a ella explicándole los avatares de una tarde de toros. Aunque yo jamás he sido partidario de ocupar un puesto de callejón, accedí por tratarse de una compañera a la que conocía. De principio a fin de la corrida nos mantuvimos tapados con la máxima discreción tras un burladero, hablando siempre en voz baja y sin osar a salir de la barrera ni por un segundo.
A pesar de todo, al terminar la función José Luis Benlloch, reputado periodista con quien entonces yo trabajaba en la revista Aplausos y en la televisión y radio valencianas, me llamó la atención para reprender mi estancia en lugar tan especial. “Elige: arriba o abajo”, en el tendido o en el callejón, se refería. “Si quieres dedicarte a la información taurina ese no es tu sitio”, fueron exactamente sus palabras pronunciadas de forma seria y grave. Me hizo sentir muy mal porque no era mi intención haber estado allí y porque, además, yo había intentado por todos los medios pasar totalmente desapercibido. Pero Benlloch tenía razón y yo lo sabía. Así que desde entonces no he vuelto a pisar el anillo de una plaza de toros. No todos opinan como yo, es evidente, y hay quienes gustan de permanecer en tan significado espacio, incluso algunos se hacen notar presumiendo de ello.
En el callejón de la plaza de toros de Valencia hay 34 burladeros interiores en los que se ubican unas 200 personas. 200 individuos en un callejón sin contar matadores, banderilleros, picadores, mozos de espadas, ayudas y alguacilillos, que todos ellos permanecen en pie en el pasillo. ¿Cuántos de los 200 seres deberían estar allí abajo? A mi entender sólo los profesionales, es decir, además de la gente del gremio taurino, el corralero, los areneros, los del arrastre, ciertos profesionales de mantenimiento, informadores gráficos, el delegado gubernativo, algunos políticos, contados invitados señalados y puntuales, y los ganaderos. Pero no, los ganaderos no están.
Tras indagar sobre la razón de su ausencia, averigüé que la Diputación sólo dispone de un burladero. Sí, aunque pueda parecer mentira la propietaria de la plaza únicamente posee una de las 34 barreras existentes. Me contaron que se solicitó un burladero más para ubicar a los ganaderos, pero la propuesta fue denegada. No cabe nadie más. En cambio tarde tras tarde hay compañeros de la prensa que no pintan nada allí. Es más, si de verdad quieren que su supuesta imparcialidad permanezca inmaculada no deberían estar departiendo con políticos, empresarios y toreros, y menos atreverse a dar indicaciones y a repartir abrazos.
No hay sitio para los ganaderos pero los amiguetes de quienes mandan en el callejón siempre tienen un hueco, y algunos políticos que van a dejarse ver también. Solución, que hagan un callejón más amplio donde quepan más invitados o que echen a todos los profesionales de allí. Que nadie piense que esta última sugerencia es tan descabellada. De momento ya han reducido el número de areneros, de empleados de plaza y de fotógrafos. Esos no hacen falta, mejor meter algún amiguete más. Uno de los días de la recién finalizada Feria de Julio un cámara de televisión fue a pedir un pase para grabar y le contestaron con el célebre “vuelva usted mañana”. Ese no era un invitado, sólo iba a trabajar. Tampoco cabía.
En fin, a mi entender todo esto es de vergüenza, tanto por parte de quienes tiran de amistades para conseguir acceder al callejón como por las autoridades que lo permiten. Las altas estancias de la Policía Autonómica y la Dirección General de la Agencia de Seguridad de la Generalitat Valenciana, de quienes depende el tema, tienen que poner orden en este asunto. El callejón es para los profesionales, y si hay periodistas, amiguetes y pelotas que quieren ocuparlo que se pongan a torear. Porque por su culpa, en 34 burladeros con capacidad para 200 personas, no hay sitio para ganaderos, ni para algunos areneros, empleados de plaza e informadores gráficos. ¿Es o no de vergüenza?
De acuerdo al 100% con  este artículo de Carlos Bueno, pero el sr. Benlloch también se ha paseado por callejones, eso sí en su plaza sabe muy bien nadar y guardar la ropa.


martes, 25 de julio de 2017

La feria de Julio a toro pasado

Foto: José Joaquín Diago
Pasada la feria de julio reseñaremos lo que se quedo en nuestra memoria, que han sido algunas cosas, algunas de ellas interesantes, pues tras varios años sin asistir tan sólo a festejos sueltos, acudimos a todas las corridas, pesándonos mucho no haber estado en la novillada de los Maños, a la que queríamos asistir y muy a pesar nuestro no pudimos. Mal nos sabe porque por la opinión de variados aficionados fue muy interesante, de buen nivel, pero no hablaremos más porque allí no estuvimos.

I.- Un natural y dos estocadas en la cuvillada festiva. La tarde en que Castella estuvo en su papel de pegapases, Manzanares no quiso saber nada de su primero, pero en su segunda con el típico empaque y su no menos ventajismo, realizó una faena corta a un colaborador de Cuvillo, donde lo mejor con diferencia fue una tanda de naturales, en la que el tercero largo, mandón, profundo y certero rompió al toro al que acobardo, como cénit fue una estocada recibiendo con mucha verdad, en lo de los trofeos no entramos y menos en tarde de público de merienda. Ginés Marín que sustituyó a Roca Rey nos dejó con ganas de más pasando en tono menor por el albero valenciano, aunque se despidiera de un soberbio volapié de efecto fulminante.

II.- La tarde que desde el palco se quiso ser más protagonista que un tío que se la juega en el ruedo. También podíamos decir la tarde que entraron dos por el sistema podrido (anti)taurino y Ureña pasó del toreo accesorio de su primero al toreo con verdad en su segundo con un palo en el cuerpo. Matilla desde la nube, ese lugar que sabemos que existe pero que no vemos, continua arreglando y mangoneando ferias, servidor se entera que esta tarde el tapado de los toreros es el Matilla, y de repente  ve la luz, porque es extraño que venga su chico preferido la tarde de antes y no coloque ninguno más. Paquirri y López Simón hicieron lo que de ellos se esperaba ante la corrida de Algarra, desperdiciando dos toros de éxito, el primero toreo vulgar, el segundo más vulgar si se puede, aún así paseo un oreja verbenera. Ureña podía explicarnos el espatarramiento de su toreo al natural que nos sometió en su primero, porque cuando en el segundo se puso de frente, dando el pecho, y con verdad todo cambió, al igual cuando se tiró a matar a un toro que se había puesto bailarín, entre las dos perchas, clavando el estoque arriba. Luego vino el sainete del presidente del que sólo diremos que necesita tener criterio, y tener un mínimo de afición, sin protagonismo que en este espectáculo el actor principal es el que se la juega en el ruedo.

III.- Preocupante el comportamiento de los cuadris. Parados, con poca casta, sin comerse a nadie, nada de lo que este hierro se espera, ante ellos Rafaelillo, estuvo en Rafaelillo, profesional, con actitud; Alberto Gómez, digno y capeó el temporal ante el que se movió más; Román también estuvo en Román, frescura, valentía, simpatía, dio la cara ante el noblón primero que fue el más colaborador, pero la faena se quedó en una tanda de naturales, sabiendo a poco. Como toda la calurosa tarde.

Epílogo.- Por estos lares todo contínua igual, los productions moviendose como pez en el agua entre políticos de todos los colores, invitando al periodista pelota al callejón (¡viva la independencia del cuarto poder!), el público viene a merendar, aficionados cada vez menos, mucho gin, incluso los que quieren autodenominarse aficionados íntegros, y al francés produgtor ni se le vio, ni falta que hace...

jueves, 20 de julio de 2017

Volver de Ceret

 
Cada vez como es evidente nos cuesta más ponernos delante del ordenador a escribir, quizás sea porque la afición intacta le pesa demasiado la situación de la Fiesta, quizás sea por obligaciones personales aunque estas nunca han faltado.
Una año volvemos de Ceret, pueblo catalán ubicado en Francia, por lo tanto libre de prejuicios y quimeras político animalistas. Santuario de la suerte de varas, más en otro tiempo, va cayendo por los avatares de la modernidad, a pesar de la resistencia de aficionados y algún (rara avís) profesional como Gabín Rehabí, o casualidad un ciudadano francés porque por la mayoría de españoles se lo cargarían en un momento.
Como pasados unos días las críticas y comentarios no han faltado, haremos una síntesis de lo sentido y de lo recordado.

De la de Miura, una corrida plana, con brochas en los pitones, previamente avisado por megafonía, destaca un sobrero de Yonnet, al que se enfrentó dignamente Octavio Chacón.
De la novillada de Raso de Portillo, se vivió el momento más emocionante de la feria, con el sexto novillo tanto en la suerte de varas excelentemente interpretada por Gabín Rehabí y un novel novillero, verde pero muy valiente y con las ideas claras para pisar el sitio.
De la corrida de Saltillo, sin gran pelea en varas y muy aplomados en el tercio de muerte, salió el manso complicado que puso a todos en su sitio y en el que Gómez del Pilar casi pudo con él.
De la tan cacareada corrida de Escolar, sin ser un dechado de virtudes, pasó sin mucha gloria por los matalones de la cuadra sevillana, destacaron los 3 últimos, el cuarto se dejaba y Aguilar dejó los mejores momentos de la feria con la izquierda, el quinto la alimaña de la corrida, donde Robleño dejó sus muestras de torero lidiador metiendo en el canasto a un toro difícil, y en el sexto un toro que no apretó en varas, muy pronto a los cites, que iba a más, toreado muy por fuera, en un tono menor aunque había que estar allí por el pitón derecho ya que por el izquierdo pasó inadvertido, tras buena estocada cayó sin puntilla y provocó el premio posterior.

Todo esto es lo visto en el ruedo, detalles, momentos, sensaciones que es de lo que vive un aficionado, si así me puedo considerar, pero será por la magia de estas montañas pirenaicas, uno se lleva siempre el regusto de estar acompañado por muchos aficionados, muchos españoles, que buscan saciar su sed de pureza y verdad por estas tierras, aunque cada vez cueste más.

Hoy comienza la otrora exitosa feria de julio de Valencia y con ello volveremos a la triste realidad del triunfalismo barato y a las tropelías de los taurinos comandados por el produgtor y por el chico de la chaqueta. Es lo que hay.

Para finalizar dejaré un frase muy aclaratoria y veraz de mi amigo y compañero de aventuras taurinas Adolfo:
"Busco la pureza en un mundo prostituido". Así nos va..

domingo, 18 de junio de 2017

Ahora estarás en el Olimpo de los Toreros


La primera vez que te ví, creo que fue en Teruel, una calurosa tarde de un 8 de julio del 2010, con Paulita  y Fernando Robleño de compañeros, no se pudo hacer nada frente a un parado encierro de Adolfo Martín, motivo por el que nos habíamos trasladado a la capital turolense. Luego volví a verte frente a un encierro de Cuadri  el san Isidro del 2011, desde ahí comenzó tu despegue, sin parar, hacia arriba, nada fácil teniendo que ganarte cada tarde lo que a otros les regalan, cosas del sistema taurófago, capaz de engullir a los que molestan a los de arriba.

En Valencia, siempre diste la cara, una tarde te inventaste una faena ante un manso de Las Ramblas, con los fuenteymbros que no querían los del clavel cuando tenían casta y un poco de picante, nunca te dieron carteles de postín, una tarde con la caída de tu compañero Castaño te quedaste solo ante seis, salvando la cara a la empresa, jugándote la vida con amor propio tan personal, luego seguiste por los ruedos sin que nadie te regalara nada, vinieron las puertas grandes, y sin querer apearte de tu cetro, tu pundonor hizo que te enfrentaras a una encerrona de ganaderías muy poco 'comerciales' en las Ventas,  domingo de Ramos de 2015, anunciando tu venida desde el otoño anterior, llegaste aclamado como un mesías y saliste apedreado por las almohadillas, increpado por los mismos que te ovacionaban a la entrada, fue una apuesta fuerte a cara o cruz, salió cruz, y esa cruz ya la arrastrarse sin Cirineo que te ayudará, seguías dando la cara con pundonor.
La ultima vez que te vi fue este domingo de Ramos ante victorinos como siempre sin rehuir la pelea, con luces y sombras, pero con el pecho por delante, con la honra, con la verdad ante los toros.

Lo que conseguiste fue todo por tí, por tu esfuerzo, tesón y trabajo, en las buenas y en las malas, luchando contra un sistema que no te admitía, con tu apoderado independiente, ganándote los contratos en la arena, robándotelo en los despachos, vetado por los que ahora te llamaran compañero, los mismos que te querrán pasear y salir en la foto con las gafas oscuras y la corbata negra.

Los que me conocen mi afición taurómaca saben que soy poco de seguir toreros, mís tribulaciones tauromacas me guían por los hierros que se lidian, y tu estabas allí muchas veces, y siempre te respete, tanto en la gloria como en la desdicha, siempre esperaba que resurgieras y casi lo conseguiste.

Ahora desde el Olimpo de los Valientes, seguiras peleando por tu afición y por tu locura, ser Torero.

Sit tibi terra levis. Descansa en Paz, Iván.
Foto: Anya Bartels-Suermondt
 

martes, 16 de mayo de 2017

La muerte de Joselito

 

          Vìa blog Poesía Taurina

        La muerte de Joselito

           Una a una sus hojas deshojando
la Suerte entre sus dedos, margarita
blanca y cuatrín dorado, se ejercita
en la plaza de toros flirteando.
Me quieres sí, me quieres no cantando,
juega en el ruedo do José milita
y al terminar su juego un No gravita
sobre el sino del hijo de Fernando.
Y la Muerte Lejana acude aprisa
y entre sus dientes se pudrió una risa
de alegre complacencia con el sino;
y aunque Apolo y Cupido en su carrera
la guadaña arrebata, Ella, artera
con su aliento cumplió el fatal destino.
                                                                   Fernando Villalón

domingo, 14 de mayo de 2017

Avisados estamos



 
Ayer se cumplió el expediente por parte de los productions de celebrar en el fin de semana de la Verge dels  Desamparats, un festejo perteneciente al abono de fallas 2017, una novillada en este caso. Hasta ahí todo bien y todos contentos, la empresa contentó a la dipu dando un festejo, de paso se alegra al diputado de Asuntos Taurinos acartelando al chico de su pueblo, se contentó a parte del taurinismo con el cambio de cromos del vástago de uno de los morancos, de paso se fogueó una futura promesa de la escuela madrileña que parece estar en el circulo del produgtor Simóny sus adláteres.

Como es normal para estos casos y cosas se enchiquera un saldo ganadero, para la ocasión con el hierro de Sánchez Herrero procedencia Aldeanueva, o sea domecq de lo antiguo, con la edad casi cumplida, con diferente morfología desde las raspas 2º y 3º al toraco que salió en quinto lugar, pasando por el gordón cuarto o el descarado por delante y corto por detrás que cerró plaza. Luego atacados de mansedumbre, con genio en el caballo pero para quitarse la vara, queriendo salirse revolviendose, apretando en banderillas hacia adentro, esperando al rehiletero, luego tras lidias de diverso pelaje se pusieron difíciles sin comerse a nadie, mansos duros de patas con goterones de casta, siempre con la cara alta, pero de alguna manera con alguna posibilidad.
Luego vinieron las faenas inacabables, sin fin, pasándose del tiempo, sonando muchos demasiado avisos, sin ver nada, y luego el quinario de los aceros y de atronar el toro, se tragaban la muerte para desesperación de los de luces y sus hooligans, uno se fue al corral pero a punto estuvieron de ser dos más si no llega a ser por el apoyo presidencial.
Esto de los avisos viene de largo, antes un aviso era un descrédito, dos un castigo y sonar el tercero era una condena. Ahora tras la huella dejada por las figuras que igual les daba que sonara un aviso que Paquito el Chocolatero, y más al respetable que en vez de increpar al coleta silbaba al palco por cumplir el reglamento, los aprendices aprendieron de los maestros y esto degenera en un tedio de faenas largas, aburridas, de mucho trapazo y poco peso, si luego se da un sainete con los aceros, blanco y en botella. No sólo lo digo por la chavales de ayer que a la postre son los menos culpables, sino de la costumbre de la neotauromaquia de las faenas largas y tediosas, con series de cortas pero abundantes, con mucho pase por alto, circulares finales, bernadinas conspicuas, etc, etc etc.

Fernando Beltrán quemó su enésimo cartucho, probablemente el último, siempre nos dejó goterones, trazos de toreo caro, pero sin llegar a ser, como pasó con el cuarto de la tarde. Siempre quedará en nuestra memoria taurina aquella tarde noche d’Algemesí, es lo que tiene esto.

Alfonso Cadaval, entró por lo que entró, y salió como entro, sin colocación y sitio, con un coro de aduladores en el callejón, con un quiero y no puedo en el quinto por la izquierda, y muchos pases para olvidar.

Carlos Ochoa, acompañado por Rafael de Julia, en la órbita de la casa, dejó evidencias en quites de su sitio y su disposición, pudo en las primeras series mandonas en los medios al mansurrón tercero que sólo buscaba la salida, para disiparse cuando se pasó el toreo accesorio.  Fue aplaudido incomprensiblemente en el devuelto al corral, cosas de festivaleros.

En los de plata Hazem Al-Masri, más conocido como El Sirio dejo clara su evolución con los rehiletes, clavando un par con el toro apretando hacia adentro, saliendo de la suerte sin alharacas, y sin saltar el olivo, pero con el descabello dió todo un recital de malas práctica, habrá que practicar.

Dos avisos, uno para la empresa y la diputación como arrendataria y propietaria respectivamente, no es de recibo que una puerta se descerroje con el golpe de un caballo, debía de haber más seguridad. El otro para la autoridad del callejón, representada por el delegado y los alguacilillos, que no sólo están para pasear el plumero, dejando al albur de la cuadrilla cuando el toro fue devuelto y la poca prestancia del delegado gubernativo en actuar.

Avisados estamos, de muchas martingalas y defectos, que al final son ley de las plazas por un extraño derecho conseutudinario que quieren asentar a su manera más conveniente los taurinos, … así nos va.

domingo, 9 de abril de 2017

Querías ser y lo eres, ¡Torero!

 
Adrián, tú no querías ser futbolista, ni piloto de F1, ni cantante de hip hop, querías ser torero.
Querías ser y lo eres.
En una sociedad zafia, vacía de contenido, sin valores, elegiste tu afición por la tauromaquia, por todo lo que significa esfuerzo, valentía, sufrimiento, fracaso, sueños, porque la tauromaquia es la vida.
Conseguiste lo más grande, unir a todos juntos por una causa, por un motivo, hacer un festival pero no para ti si no por ti, porque tu querías un festival para los demás, en eso y en muchas cosas se veía que eras un Torero.
Sit tibi terra levis

sábado, 18 de marzo de 2017

Sabía a donde iba

Servidor hace tiempo que a este tipo de figuras se borró, voy a pocas muy pocas, no porque tenga nada contra las figuras o figurines porque son consideradas como tales, entre otras cosas porque como reza en mi cabecera una frase del maestro JoaquínVidal, soy del que lo hace, si no porque lo que significa asistir estas corridas de figuras es algo que va contra mi concepción de este santo arte de la Tauromaquía, toros descastados, desfondados, arreglados sospechosamente de pitones, apariencia de estar bajo efectos psicotrópicos, plazas llenas de público festivalero que aclaman pases vulgares, silban al picador por incluso no hacer lo más mínimo, de pocos aficionados que somos los que nos vemos cada tarde cuando lo que abunda es el cemento, cada cual con su ideología todas respetables.
Me borré porque salía enfandado y a los toros no voy a enfadarme, ni a divertirme, voy a emocionarme, a sentir como un hombre es capaz de hacer con una bestia lo que servidor es incapaz de hacer con un caniche, dominar, llevar donde quiere a un animal salvaje que sólo piensa en defenderse. Pero mi hija le ha entrado en el cuerpo este gusanillo de los toros, y por simpatia, cercanía en la edad, carisma y porque no decirlo valor, le gusta Roca Rey, y alli que fuímos.

Sabía que pese a ver dicho d. Alvaro Nuñez del Cuvillo había dicho que la corrida era la típica de Valencia, argumento mánido por todos los ganaderos del circuito, a lo que había que contestarles que poca vergüenza tienen en traer una corrida como esa a Valencia, porque eran mal presentada, sospechosos gracias  al enfundado, sin fuerza, ni fondo, sin transmisión ni casta, sin verlos en el caballo, eso sí muy nobles y colaboradores.

Sabía que el tercio de varas me lo iban a robar, por completo, es decir me estan quitando un tercio de mi entrada, y para mi el más importante par ver el poder del toro.

Sabía que el Fandí iba a hacer su show, y encima desperdiciando el mejor lote.

Sabía que Manzanares, el niño de la comodidad, iba a ir arropadito y que si no le salía el toro chochon que se mantiene no iba a hacer nada, el primero no se mantuvo, el segundo sobrero de don Victoriano pedía más mando y el no estaba para compromisos. Por lo único que me gusta verlo es su manera de interpretar la suerte suprema, a cada cual lo suyo.

Sabía que Roca Rey iba a reventar la plaza, con sus hooligans, su actitud, su valor, sus ganas de ser, pero me gustaría verlo delante de un toro con poder no un toro vencido porque ya se sabe que si no hay toro nada tiene importancia. No se le puede negar valor, ni quietud, ni pisar terrenos comprometidos, pero todavía estoy esperando una tanda de toreo profundo y de mando, no sólo de arrimones, y pases por detrás vive el hombre.

No sabía que iba a ver un quite del peruano toreando a una mano que tuvo más profundidad que todos los medios pases que se pegaron en toda la tarde, ni sabía que iba a tener tan buena compañía donde me encontraba, y es que en esta santa afición es lo bonito que tiene nunca todo es predecible, ni esperado, o al menos así tenía que ser.
Punto final a mi feria de fallas.

viernes, 17 de marzo de 2017

Román, los mansos, los fascistas y ...

 
Los mansos 
Saltaron al ruedo 6 mansos con el hierro de don Victoriano del Río, buscaron la salida, las afueras, llegaban al caballo con la cara alta, sonando estribo, recibiendo leves picotazos, se salían de la suerte, se dolían en banderillas, y llegaban a la muleta con pocas ganas y pronto cantaban la gallina, algunos tenían guasa, otros ni eso. Les dirán que estaban bien presentados, si eso es uno con el cuerno despitorrado y sangrando, otro con pinta de novillo adelantado, pues vale.

El torero que viene
Román venia a confirmar que quiere ser y la voluntad y la testiculina no se le puede negar, otros argumentos necesarios se le pueden poner en el debe pero las ganas de triunfo le hacen rallar la temeridad. Con un manso con guasa que sabia que se dejaba algo se la jugó y ganó con faena en los medios que acabó en chiqueros donde quería el toro para pasaportarlo con una estocada caída con derrame que le privó de mayor recompensa. Ante el plomizo último nada pudo hacer.

Los pegapases 
Ejemplo claro del destoreo 2.0, dos toreros que se les ha pasado el arroz, Sebastián Castella y Perera, que están por ahí como podían estar por allá, dieron todo un recital de tauromaquia moderna, pases, pases y pases, para acabar con circulares que extasian al lego populacho.
Por cierto uno de ellos por una estocada mas efectista que efectiva, y por un capotazo trallero de Curro Javier tumbó al toro y le valió dos apéndices muy protestados, pedidos por los festivaleros y concedidos incomprensiblemente por el palco. 
Las cuadrillas
Buenos subalternos acompañaban a los coletas, tres se desmonteraron, Javier Ambel, Curro Javier y Raúl Martí. Rallaron a buen nivel pero los he visto en mejores tardes. Fueron mejores las bregas que los pares de banderillas pero eso pocos lo ven. Por cierto los dos pares más comprometidos los puso el Sirio, uno muy temerario con el manso a favor de querencia.
Los del caballo saben muy bien como picar, tapando salidas, con cariocas, sin meter la vara en exceso, consecuencias del toro 2.0
El palco
Mal o muy mal, primero tragando con un novillote que hizo quinto, después concediendo una segunda oreja ante petición minoritaria y una faena vulgar del circular. Cuando sabemos que la segunda es potestad del presidente, poco o muy poco habla en favor de la afición del mismo, y en el criterio que campas por el palco de la plaza. Esperemos que mande un análisis de astas, después del despitorrado segundo, pero eso pasará al ocultismo absoluto como todo lo que pasa del ruedo hacia afuera.
Los fascistas
Mucha gente protestó la concesión de la segunda oreja al torero de marras, incluso en la salida a hombros, triste debe ser para un torero que te lleven los capitalistas entre silbidos. Servidor que también expreso su disconformidad, sin insultar, sin faltar al respeto de nadie, fue increpado por cuatro malandrines, incluso uno vertió sus babas etílicas incitando a la violencia, pero no piensen que eran jovencitos rapados, con pulseritas de la banderita, bajo los efectos de la maria, eran hombres de edad, y lo que más triste me pone, gente que viene todas las tardes a los toros, ese es el nivel de la plaza. Así nos va...

jueves, 16 de marzo de 2017

Retazos de una tarde de toros


I
Otra tarde mas me dirijo con el metro a los toros, como todas las tardes a esas hora que hay festejo despide ambiente taurómaco, con esos aficionados prodecentes de l'Horta Nord que luchando contra sus propias trabas físicas propiciadas por la edad vuelven una tarde mas a la plaza. Pero para sorpresa estos últimos años los están acompañando chavales jóvenes, de pocas primaveras, que se han enganchado a esta  santa afición gracias al toro en la calle.
Esta tarde me llama la atención, cuatro chavales y una chica de diferentes edades, hablando los dos mas jóvenes no llegaran a los 20, que ellos fueron los que pararon a un miura en las fiestas de su pueblo, que ellos lo eligieron, el trapío que tenia, y como otros eligieron un cuadri, otros un torrestrella. Estaba encantado escuchándoles con que naturalidad lo contaban, entre otras cosas porque servidor no se pone delante ni de un choto capón, preguntandome que pensaran con lo que ven a veces en el ruedo, a ellos mas que el bajatú, será el ¿bajo yo?

II
Van saliendo uno a uno los jandillas, pronto sacan la lengua, pronto se desfondan, unos antes otros despues, genuflexiones sobre la arena, con sus culatas regordias, con sus caras aseadas, con su escasa pelea en varas, con su poca transmisión, su poca casta, su nula raza, su escasa sensación de peligro y la ausencia de emoción en la plaza.
Ante ellos un David Mora con mucha voluntad pero perdido por el albero en el cuarto, desperdicio al primero, quizás el mas 'colaborador' de la tarde. 
Un Paco Ureña que mostró el concepto del toreo clásico, el mas puro pero en tono menor, mejor en su primero, sacando lo que no tenía al quinto en los medios de la plaza.
Un Javier Jiménez, al que no pude ver en sus faenas de Madrid, pero no creo que tuvieran que ver el pegapasismo que nos pego toda la tarde salvándose en dos ocasiones con el sexto, desde el recibo a portagayola hasta el inicio de su faena, queriendo lucirse cuando había que torear.
Una tarde en la que nos falta algo, o nos falta mucho, otra tarde más.

III
Veo como una tarde mas la música se convierte en protagonista, cuando su función es la de acompañar, amenizar la faena. Pero aquí ya se sabe, cada tarde una banda quiere lucir palmito, cada tarde los productions buscan el triunfalismo con el acompañamiento musical, y allí tienen a la chica rubia de la música que al mínimo trapazo ordena que arranquen. Aunque esta tarde el tarugo del director quería erigirse como protagonista, haciendo los solos de trompeta desafinando y para mas inri saludando mientras un hombre se juega la vida. Debería ser propuesto para sanción por mequetrefe.

IV

A la salida a muchos aficionados les ha gustado la corrida, especialmente algunos toros, y a uno se le queda cara de estar en otro festejo, o de sentirse mas alejado de esta fiesta del toro que viene y va, que no aguanta dos picotazos, en fin ...

V- Epílogo

Cuando acaba el festejo a servidor solo se le ha quedado un recuerdo en el hipocampo, el puñado de veronicas de Ureña a su primero, han parado el tiempo sin barnillazos ni estruendos.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Hacia donde vamos

 
Salieron por la puerta de chiqueros, esta tarde, seis novillos marcados con el hierro mas antiguo en España, propiedad durante mas de dos siglos de la familia Aleas, famosos en aquellas épocas por su dureza y fiereza de procedencia jijona, "a los de Aleas ni los veas" decia un aserto popular, endulzados lentamente por varias sangres santacolomeñas, hasta que cambiaron de propietarios y por supuesto eliminando lo anterior fue sustiuido por... sangre domecq.

Pero no se asusten, no es de lo de Daniel Ruiz, ganadero que ha esparcido semilla por todo el campo bravo con camadas cortas, misterios insondables, si no por lo de Zalduendo, o sea jandilla pero por la parte más boba, y por arte de birlibirloque aquellos temidos toros con el hierro en forma de 9  tan temidos por las figuras de otras épocas hoy son los deseados por los figurines actuales verbigracia el sábado pasado en Illescas,  para interpretar el 'agte' que diría el charlatán productor.

Perdonen la diatriba pero a los pupilos de don JoséVázquez actual propietario colmenareño del histórico hierro de Aleas, bien presentaditos con aroma de aftershave en sus astas, 'colaboradores' como los definen los del puchero, se han enfrentado un valenciano, un arlesiano y un manchego, parece de chiste pero no lo es, auténtica representación del panorama novilleril.

El valenciano llamado Cristian Climent, representa la eterna promesa cansada de poner y no dar frutos. Para reflexionar con dos toros que se fueron.
El arlesiano de nombre Andy Younnes, arropado por una casa fuerte, los productions, muy cuidado, con aptitud pero demasiada escuela. Salio a hombros en Valencia, pues vale.
El manchego que se hace llamar Marcos, hijo de empresario, asoma y se esconde como el Guadiana, ahora quiere y papa lo coloca, cambio de cromos perfecto, con mucho oficio, y muchos vídeos del niño de Velilla a sus espaldas, toreo de alcayata, tirando lineas, toreando hacia afuera, lejos, muy lejos, aclamados por las turbas legas, se le pidió trofeos al destoreo.
Las cuadrillas rayaron a gran altura, los del jaco pasaron inéditos.
El palco correctito tirando a bonancible, la última oreja fue sin petición mayoritaria. Así nos va...

lunes, 13 de marzo de 2017

El trámite de los Fuenteymbros


Unas gotas de sabor de Curro Díaz que se fueron diluyendo en la poca clase de los fuenteymbros, con un susto serio a Padilla que podía haber sido algo más, reapareciendo la voluntad de Escribano.

Pasamos el filato impuesto por el señor Gallardo de incluir sus pupilos en la primera feria del año, que al fin y al cabo, es el que los pone a los productions y al portal del palmoteo, hasta su director omnipresems le cedió el asiento de al lado durante la tarde. Y una vez más se vió como va diluyéndose la casta que en algún momento nos llegó a emocionar. Correctitos de presentación aunque colaron a un segundo impresentable por delante, regordíos durante el invierno,  con poco fondo, con poca casta, pasaron el trámite del caballo sin apreturas, algunos simulando la suerte, manseando hacia las tablas y buscando la salida, se dejaron, con poca clase para ponerse en ocasiones guasones sabiendo que se dejaban algo.

Padilla sufrió un aparatosa cogida, tuvo la vergüenza torera de matarlo con un palizón en el cuerpo, pero por lo demás estuvo en Padilla, mucho alarde y poco fondo.

Curro Díaz dejó muestras de su clase, calidad y torería, sobre todo en el segundo con dos tandas por la derecha de sabor, pero como en su primero acabó diluyendose como un azucarillo, dos faenas de más a menos y con poco compromiso.

Manuel Escribano, reapareciendo tras su cornada, estuvo en Escribano, pero menos, toreo templado pero fuera de sitio, banderillas apretadas cuando busca los terrenos de adentro, y poco más. Acusó el parón.

Las cuadrillas estuvieron correctas, los picadores pasaron inéditos, sólo banderilleo la cuadrilla de Díaz.

El palco concedió una oreja por la cogida, tras dos pinchazos, y pasó por la mañana un toro de plaza de 3ª.
Así nos va...