Páginas

domingo, 6 de marzo de 2011

Entradas al mismo precio con IVA diferente

Foto: Blog (de fotos) de Manon

Leyendo la última entrada de Juan Medina en su blog 'El escalafón del aficionado', extraordinaria como últimamente nos tiene acostumbrados, hablaba sobre los ingresos recibidos por el Estado por la Fiesta de los toros a través del IVA, una de las razones del G10 y de empresarios para que pasen a Cultura los toros y así poder bajar el IVA del 18% al 8% y repercutirlo en las entradas.

Pero cual es mi sorpresa, fruto de mi ignorancia, al leer que tan sólo las corridas de toros son las que están exentas de repercutir un IVA del 8% como actos culturales, pero sí que están acogidas las novilladas y las corridas de rejones:
El artículo 91.2 de la ley del IVA (Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido) detalla las operaciones a las que se aplicará el tipo impositivo reducido, fijado en el 8% desde julio de 2010. Se incluyen las siguientes “manifestaciones de carácter cultural”, como así las denomina la ley:


• Teatros
• Salas cinematográficas y exposiciones
• Espectáculos y festejos taurinos, con excepción de las corridas de toros
• Conciertos
• Bibliotecas
• Museos
• Parques zoológicos
• Circos
• Parques de atracciones y atracciones de feria


Resulta insólito que la ley contemple como objeto del IVA reducido la entrada a festejos de rejones y novilladas y, sin embargo, excluya las corridas de toros.
Ante lo cual veo que en muchas ferias las corridas de rejones se venden al mismo precio que las corridas de toros con lo cual una entrada que se le repercute un IVA del 8% está al mismo precio de venta al público que las que se les repercute el 18%.

Como ejemplo tenemos los precios de la feria de fallas donde las corridas y los rejones están al mismo precio, pero no se preocupen los susceptibles que no voy a cargar sólo contra los productions, seguro que otras empresas harán lo mismo o hicieron lo mismo en 2010: Málaga, Burgos, Vitoria, San Sebastián, etc, mientras otras no lo hicieron: Bilbao, Albacete, etc.

Por lo tanto, una entrada de 50 € descontándole el IVA correspondiente valdría 46 € para los rejones y  41 € para corrida, o lo que es lo mismo, una entrada de rejones debía de valer 44'28 € si la equiparamos a una corrida de toros.

Esto supone que las empresas o sobrevaloran los festejos de rejones o que nos la cuelan al mismo precio que las corridas de toros como el que no quiere la cosa.
Pero si es así por que tanto cacareo en el traspaso a Cultura para rebajar el IVA y repercutirlo en los espectadores y luego cuando lo pueden hacer lo evitan o lo disimulan. Por que como dice Javier Villán en una entrevista en el Cultural.es:
Todo se está centrando en el pase de Interior a Cultura y eso no va a solucionar mucho. No creo que sea algo sustancial, porque que el toreo es un arte arraigado en la tradición cultural hispánica no hay nadie que lo ponga en duda. Lo sustancial, insisto, es conservar la casta del toro y el conocimiento de la profesionalidad de los matadores.

4 comentarios:

Juan Medina dijo...

Muy buena reflexión, Paco. La cuelan en la de rejones de todas las ferias.

Si la Administración no llega a un cierto compromiso con las empresas para que se repercuta la bajada del IVA en las entradas (a cambio de aprobar ese IVA reducido), ya sabemos que sólo lo destinarán a aumentar su margen de beneficios.

Gracias y un saludo.

Anónimo dijo...

Como yo no soy demasiado "espabilado" en el tema del IVA, y también es fruto de mi ignorancia, lo que parece o quiero entender es que sin tanta estadística y alarde de gran "economista" como nos tiene acoatumbrados Juan Medina, llega Paco Montesinos y con absoluta parafernalia de gráficos, apunta una cosa con una claridad meridiana.
Enhorebuena Paco.

Saludos

Leandro Serrano

Noelia Jiménez dijo...

Totalmente de acuerdo con Villán. Y con que esto del paso a Cultura, al final, no es más que una pantomima. En el toreo tienen que cambiar cosas que no dependen de los políticos. Y de ellas sí depende la supervivencia de la Fiesta.

Juan Medina dijo...

Leandro, ¿qué tal tu hermano Ángel (Serrano, claro)? ¿Y Diego Moreno cómo sigue? Fernando Escamilla, Víctor Sánchez... qué despliegue de personajes, qué repertorio, Emilio. Eso sí, el guión es mu malo. Salud.