Páginas

viernes, 5 de febrero de 2010

Mirando los carteles

Una vez presentados  los carteles de la feria de Fallas, ideados por el máximo adalid del arte Bernand Dombs, o más conocido como Simón Casas:
 "Yo siempre he dicho que soy un artista, un creador de arte, y ahora tengo la oportunidad de demostrarlo al más alto nivel.”,
podemos reflexionar una pocas líneas sobre la feria.

Tenemos que dar un voto de confianza a la nueva empresa, sabemos que será muy importante lo que salga del 11 al 21 de marzo por la puerta de chiqueros, y que parte del verdadero éxito de la feria dependerá de la materia prima y esencia de esta Fiesta: el Toro.

Las ganaderías anunciadas están dentro de lo típico de las ferias, más de lo mismo, lo que piden las "figuras, figuritas de medio pelo y figurines". La presencia de nuevo de los juanpedros no tiene justificación después de los fiascos en sus últimas asistencias.

Se habla que las corridas reseñadas por el equipo empresarial, capitaneado por Santiago López, ha elevado el nivel de trapío de los toros, hasta incluso el ganadero de Fuente Ymbro, Ricardo Gallardo, lo ha destacado que los empresarios han querido subir la presentación de su corrida, aunque claro este año sus toros no tienen que enfrentarse a una terna de primeros figuras (César Jiménez, Matías Tejela y Luis Bolívar). Otra cosa será lo que puede desencajonarse en los corrales de la plaza con las corridas reseñadas por las “figuras”, repasadas y enmendadas por los ojeadores  de las mismas,  no respetando el trabajo de los veedores empresariales.
Todo se verá, pero será importante la ausencia de baile de corrales y remiendo ganaderos, circunstancia muy habitual por estas latitudes y en estas fechas falleras.

En cuanto a los coletas, se habla de las ausencias pero también tendríamos que comentar las presencias. Si es importante la no inclusión en los carteles, por diferentes motivos de Diego Urdiales, Vicente Barrera,  Talavante, incluso las de matadores emergentes como David Mora, o algún que otro de la tierra que más o menos se lo han ganado como Abel Valls o Tomás Sánchez, y la inclusión en el cartel fuera de feria del 9 de Mayo (fiesta de la Virgen de los Desamparados) de toreros interesantes como Curro Díaz y Sergio Aguilar; más importante es la presencia contínua de figuritas mediático-televisivas, todos sabemos sus nombres, que justifican su presencia por que aportan público, ese público facilón, festivo-bullanguero, con muy poca cultura taurina y poco conocimiento del reglamento, o la doble presencia del matador atleta-palitroquero, o los cambios de cromos con matadores con poco cartel en caída progresiva.

El año Ponce ha sido la coartada de la empresa para obviar la ausencia del “pétreo de Galapagar” y meter en el abono una corrida-festival homenaje de “figuras” que ha provocado unas ausencias significativas en el abono (Talavante y Barrera) y un “conchabeo” con los nombres presentes donde pesa más el “chico Armani” que un torero capaz de enfrentarse a los de la A coronada todas las temporadas. Eso sí, cada uno llevará su torito y todo será alegría. Al igual, que un mano a mano entre Ponce y el Juli que no dice nada y probablemente será un pacto de no-agresión, espero equivocarme y disfrutar de una gran tarde de toros (o toritos, los de la “z”).






Reconociendo que hay varios carteles interesantes como el de los adolfos con Moreno y Calvo, que tengan suerte y aprovechen la oportunidad, ¡falta les hace!; el del día 17 con El Cid, Luque y Pinar, con los de Alcurrucén; el día 18 por la presencia de Morante y Aparicio; el día de San José, después de muchos años, con Ponce, Castella y Manzanares y los nuñitos del Cuvillo.

En cuanto a los novilleros, está  la justificada presencia de Juan del Alamo, Arévalo y el debut de Cervera.

Espero equivocarme en todo lo que considero negativo y haberme quedado corto en lo que espero que salga bien, que disfrutemos una buena feria y que sea verdad que ha subido el nivel ganadero y que desde el palco se eleve el nivel, digno de una plaza de primera, no caiga en las peticiones injustificadas del público festero y no permita los fraudes que se cuelan desde los habituales pululantes de los callejones.

Mi sueño del año Ponce hubiera sido mejor con carteles como Ponce, junto a el Cid y uno más, Urdiales por ejemplo, con los victorinos o ese soñado mano a mano con José Tomás con toros de 3 ganaderías: Palha o Victorinos, el Pilar o Victoriano del Rio y luego 2 domecquitos para aliviarse un poco por la falta de costumbre. Los sueños, sueños son, ...soñar es gratis pero ir a los toros no.

1 comentario:

enelredondel dijo...

Me parece, Paco que tenemos muchas mas cosas en común de lo que pensábamos, jeje.
Totalmente de acuerdo contigo en todo lo que has dicho.
Saludos,