Páginas

viernes, 22 de enero de 2010

El compromiso del maestro Enrique Ponce.



Llevamos unos días leyendo y escuchando en diversos medios de comunicación y también por la blogosfera muchas noticias y comentarios relacionados con Enrique Ponce.

En Tauroblog se habla sobre una conferencia en la Universidad de Almería, a resultas de una pregunta del autor del blog sobre la responsabilidad del mundo taurino con lo sucedido en Cataluña, la falta de respeto que se tiene con el toro y con los aficionados respondió:
"... los toros se pueden prohibir en Cataluña por el arrinconamiento a la Fiesta y el toro de hoy día es el más bravo y más fuerte de la Historia"...
Tenemos una Fiesta que no necesita defensa alguna puesto que el arte jamás lo ha necesitado. Es tan grande la Fiesta de los toros que se defiende sola. Sólo hay que amarla y emocionarse con ella”.

Después aparecen las declaraciones de  Victoriano Valencia, suegro, apoderado y "consejero espiritual", con un ordago a José Tomás planteando un mano a mano con las cámaras de televisión por delante, manera de no querer celebrar el compromiso sabiendo la postura intransigente y pétrea del de Galapagar, manera de aparecer en los medios librando el compromiso, entremezclando causas altruistas por Haíti, con la ayuda inestimable de los voceros oficiales comandados por el sumo sacerdote fenicio, el nuncio valenciano y sus acólitos, ¿farol?¿compromiso?¿válvula de escape? sin llegar ninguno de los dos a ningún sitio por que en el fondo no quieren llegar aunque en la formas todos quieren cuidar su imagen y engañarse a ellos mismos.

Siguiendo con el tan mánido "año Ponce", invento del imaginativo Sr. Simón Casas, con un mano a mano con el Juli, que no dice mucho a la afición ¿posible pacto de no-agresión? con una ganadería titular de la z (con minúscula pues los marcados con ese hierro no pueden llevar letras muy grandes debido a su pequeño tamaño) no da muchas esperanzas, y ese invento de corrida-festival-homenaje (¿novillos arreglados y elegidos?) de 6 o 7 figuras, (algunos figuras de pasarela) sin un compromiso de verdad con ganado encastado y con presencia, alguna vez se pusó delante de los cárdenos y de los que pastan por Zahariche pero entonces no estaba don Victoriano,  su "ángel de la guarda" y protector y los públicos eran menos intransigentes y tragaban menos.

Por último sus declaraciones en la entrega de premios del Club Allard de Madrid:
«Una corrida de esa magnitud tiene que ser televisada, porque es como si hay un partido entre el Madrid y el Barça y no se retransmite. Después del morbo que se ha levantado, lo suyo es que pueda verla todo el mundo».
«No va con mi manera de ser -subrayó-. A estas alturas de mi carrera no tengo que demostrar nada a nadie. Pero sé que ha desatado gran interés; por ello, si se lleva a cabo, quiero que estén las cámaras».
«Es complicado que nos entendamos todos porque cada uno dice una cosa».

A estas palabras me parece interesante la respuesta que da José Ramón Márquez en "Salmonetes ...":

"...estorba bastante esa pastueña condición del torero. Estorba al aficionado, a la Fiesta y al propio torero el que Enrique Ponce no tenga los redaños necesarios para decir, como un tío:

-El Real Madrid-Barcelona no se puede jugar en el campo del Leganés, ni con un balón de playa, por lo que yo reto al Señor de los Cuvillos en Las Ventas con Miuras. El de Chiva y los que le inducen cifran la clave de su estrategia, muy erradamente, en la Televisión. No se dan cuenta de que su gran baza es, ya se ha señalado, la gran superioridad técnica del valenciano y de que la mejor forma de medirla es, precisamente, con el toro difícil.

El ambiente que rodea a Ponce debería saber que corridas basadas en cuvillejos o en ‘eliminando lo anterior compra un lote de vacas de Juan Pedro’ las tiene perdidas de antemano, con o sin televisión, porque ahí podría el Señor de los Cuvillos hacer sus monerías, que provocan desmayos a los espíritus sensibles, pero… ¿y con toros? Ponce, sin ser un ‘especialista en corridas duras’, que para eso es figura, sí que sabe lo que son toros, las estadísticas de sus largos año de alternativa lo acreditan. Tomás apenas los ha visto ni en su primera ni en su segunda venida. ¿Por qué el de Chiva traza entonces una estrategia tan torpe? ¿Qué piensa él que le daría a ganar la presencia de las cámaras ante una manada de Idílicos?"

Esa debería ser la postura de Ponce ante toda la problemática actual de la Fiesta y no su actitud muy cómoda de verlo pasar todo  mirarse el ombligo y seguir llenando la saca, porque el mandón de los matadores en la actualidad y una de las figuras más importantes de la historia de la tauromaquia y más importante que hubiera sido si sus gestos dieran el verdadero valor a la palabra "compromiso".

3 comentarios:

PEPE SALAZAR dijo...

Enrique ha demostrado ser todo un señor a lo largo de toda su trayectoria. De hecho si quieres verle en directo infórmate en el enlace:
entradas jose tomas arnedo

pacomc dijo...

No lo dudo Pepe, pero demasiado cómodo y cada vez menos gestos a los aficionados y demasiados a la galería.

EL CABALLERO NEGRO dijo...

En realidad tienes razon pero para mi los motivos de que Ponce no opte por esta salida es el temor a que Jose Tomas aceptara, a pesar que por tecnica Ponce llevara todas las de ganar.

Porque ante Cuvillos y parecidos seguro que Ponce tiene en la cabeza las dos corridas snuff del año pasado de Jose Tomas y esto realmente no invita a echarse un farol y retar a un mano amano en Las Ventas con Miuras, Dolores y similares.

Conste que de los dos al unico que he visto realizar faenas importantes ante toros peligrosos es a Ponce, pero sean Cuvillos o parecidos las dos corridas snuff de Madrid hacen pensar que Jose Tomas no se achica ante nadie, logico y como cualquiera si no le obligan y se lo ahorra mejor y el de Chiva ya no esta para correr estos riesgos y menos provocarlos.