Páginas

viernes, 22 de febrero de 2013

Supersticiones taurómacas

Vía: Retablo de la Vida Antigua
Aunque constituye uno de los tópicos más extendidos sobre los toreros, la creencia en supersticiones no era sólo atribuible a la gente de coleta sino general en los tiempos pasados. Lo arriesgado de su profesión y el origen popular de la gran mayoría de los matadores contribuían al arraigo de dichos prejuicios hacia ciertas cosas y situaciones. No eran los toreros, ni falta que les hacía, ejemplo de cartesianismo o de positivismo científico. En La Lidia de 10 de junio de 1895, J. Sánchez de Neira menciona la aversión de Juan León, un torero de los tiempos de Fernando VII, al número cero. "Día cero, en la piel agujero" decía. Evitaba, en lo posible, torear los días 10, 20 y 30 de cada mes, y en caso de no poder eludir sus compromisos mostraba en la plaza escaso empuje, menos ganas de exponerse y una excesiva prudencia en el tercio de muerte. Manuel Díaz Lavi consideraba fatales los toros negros, "los bichos presbíteros" como los llamaba. De hecho más de una vez, afirma Sánchez de Neira, fue cogido por reses de dicho pelaje, como en aquella ocasión, en la plaza de Madrid en 1852, cuando un toro de Durán lo volteó y "le desnudó completamente, sacando limpio el pellejo por fortuna". Coincidir, camino de la plaza, con un cortejo fúnebre era asimismo señal de mala pata. Así hace constar dicho autor lo sucedido con Manuel García El Espartero, en la tarde del 27 de mayo de 1894, cuando se topó con un coche de pompas fúnebres con su correspondiente cadáver. Se preguntaba Sánchez de Neira si tal visión pudo influir en su ánimo al entrar a matar y sufrir la cornada que le costó la vida. Rafael El Gallo, que negaba ser supersticioso, decía a López Pinillos, que a él le daba igual encontrarse con un entierro aunque, puestos a elegir, prefería toparse con un bautizo.

2 comentarios:

RETABLO dijo...

Muchas gracias por su referencia.Y enhorabuena por su excelente blog.

Reciba usted mis saludos.

Paco Montesinos dijo...

La referencia es obligada, y para blog excelente el suyo al que servidor es seguidor por su temática histórica, a la que uno es aficionadillo-