Páginas

sábado, 18 de diciembre de 2010

Juan Mora a Quartell

Tener cerca una charla con Juan Mora y no asistir no tenía perdón, un torero capaz de asistir a agasajos en la capital inglesa, en la capital de España, por tertulias importantes, también es capaz de acudir a un pueblo en la comarca del Camp de Morvedre de Valencia, donde hay mucha afición al toro en la calle.

Haciendo un pequeño esfuerzo tuve la suerte de asistir a la tertulia que tenía lugar en Quartell, organizada por la peña taurina de esta localidad, moderada por Salvador Ferrer, periodista, junto a la asistencia del apoderado actual del torero pacense Luciano Nuñez, con un público no muy abundante pero escuchando y disfrutando de la entrevista con mucho respeto (los móviles no dieron prácticamente la lata), siendo una pena que la asistencia no fuera todo lo que el maestro se merece, quizás faltó publicitarlo más a la otra.

Escuchar al matador con un verbo lento pero sin comenter errores, pensándose en cada momento sus palabras, expresando sus pensamientos, sentimientos, anécdotas que iban lentamente aflorando en el auditorio municipal, delante de la entrevista realizada por Salvador Ferrer, que la llevó a un terreno muy relajado y familiar creando interes en el auditorio, logrando que el maestro se sintiera a gusto, echando un servidor un poco en falta que hubiera hurgado un poco sobre la vulgaridad que está imperando en los ruedos patrios demasiadas tardes y del mercadeo del taurinismo.

También intervino el apoderado del torero Luciano Nuñez, con verbo más fácil y suelto, explicando entresijos del apoderamiento de su poderdante y por que quisó tomar esa difícil misión tal como esta esto.


Juan Mora explicó sus vivencias durante estos últimos años de vacío taurino, como no había dejado de prepararse, como estaba siempre a punto, pero sin "prostituir" su carrera, teniendo las cosas claras sobre lo que es ser torero, los topicazos del toreo, su visión de la corrida del 2 de octubre a Madrid, como afrenta su carrera para esta temporada, llegando a emocionar en dos momentos de la charla cuando contó la anecdota de su hijo de 10 años que nunca lo había visto vestido de luces y le había insistido en que si cortaba las 2 orejas le acompañaba en la vuelta al ruedo cosa que sucedió y tuvo que cumplir por que el chaval no le dejó opción, y en otro momento hablando, hablando se expresaba con el cuerpo como toreando sin darse cuenta, la torería se lleva dentro y no puede ocultarse.

"Es necesidad, no ilusión, ni deseo, es necesidad lo que tengo para expresar el arte que tengo en el interior, expresar esa faena que llevas dentro"

Por último se visiono la faena en una pantalla con la explicaciones del matador. Destacando en las intervenciones del público las palabras de un buen aficionado como es José de Museros: "Escuchándole y viéndole la palabra que lo define es personalidad", afirmación que suscribo totalmente y que ilusionó mucho al maestro.

1 comentario:

enelredondel dijo...

Es una lástima que la gente no acuda a coloqios de este tipo. Ellos se lo pierden.
Ah, encontré la salida, jeje
Un beso y Bon Nadal!!!