Páginas

lunes, 10 de febrero de 2014

Novillada en Requena: Triunfa la nobleza bobalicona


Espejo de plaza
El veneno que lleva en la sangre un aficionado a la tauromaquia le hace ir allá donde se anuncie un festejo y más después del parón invernal. Ayer fuimos a Requena con la ilusión del inicio de temporada como el niño en su primer día de un nuevo curso, si a eso añadimos que había un debut de una ganadería castellonense pero al final nuestro gozo en un pozo: los novillos flojos con nobleza bobalicona ideales para la tauromaquia 2.0. imperante, a los que los chavales cada uno a su manera interpretaron, dejando ver como han pasado este invierno ojeando vídeos julianos para convertir los defectos en virtudes. Nada nuevo bajo el sol, o mejor bajo las nubes que nos dejaron helados.
En mañana fría, nublada y ventosa con un cuarto de entrada de público feriante, con presidencia a favor de obra, se lidiaron (es un decir) 6 novillos de Daniel Ramos para los novilleros Jesús Duque (oreja y oreja), Borja Alvarez (oreja y oreja) y Vicente Soler (oreja y dos orejas).

Silencio por aburrimiento al que nos llevaron los novillos de Daniel Ramos, joven ganadero castellonense debutante con los del castoreño, aunque esto es un decir porque los utreros pasaron por el primer tercio de puntillas con simulacro de varas bien por falta de casta y por escasas fuerzas. Dispares de presentación, desde el infantil primero al cuarto que era un torito, con defensas no muy prominentes, oponentes ideales para el (des) toreo, toro que viene y va. De casta, raza, genio, poder de eso no hablamos, eso ahora no interesa. Puntuación: 1,5; 1,9; 1,8; 1,7; 1,5; 1,4.

Pitos para el ganadero y mayoral por la desfachatez de pegarse una vuelta al ruedo después de haber sido el último novillo (por la nada) premiado con la vuelta al ruedo y salieran a hombros incomprensiblemente por una novillada descastada y sin fuerzas. Por mucho que sea plaza de 3ª hay que cuidar los detalles, tener vergüenza y no caer en triunfalismos y euforias verbeneras. Porque si se quiere ser ganadero que se fije en los colegas que llevan los animales por los pueblos donde buscan bravura y codicia, para las calles pero con casta para comérselo todo. Ahora los pelotas y estirachaquetas a vitorear y aplaudir que de eso viven aunque solo sea por la mandanga.

Silencio para Jesús Duque que en las puertas de su alternativa practica el (des)toreo con temple pero destoreo a pesar de tener cualidades como lo demuestra en los pases de pecho donde si que se los enrosca. Se salvan 2 tanditas al natural templado pero sin profundidad. Debe de practicar mucho el carretón con mucha deficiencia al entrar a matar.

Protestas al paso por Requena de Borja Alvarez donde dio un recital de toreo perfilero y ventajista estando fuera de sitio hasta para entrar a matar.

Palmitas a la actitud de Vicente Soler. Dejó lo mejor de la mañana en sendas tandas de verónicas con paladar. En banderillas dejo un par al quiebro de perfecta ejecución con otros ventajosos o defectuosos. Una lastima que todo el sabor que nos dejó con el capote lo pierda en las tandas de muleta con un destoreo de tirar lineas y cuerpo encorvado, y tirar de populismo. Demasiados vídeos. También fue participe y fomentador del éxtasis festivalero final, donde recibió 2 apéndices por una faena vulgar y una estocada baja con derrame.

Más imágenes...

1 comentario:

Alex Garcia dijo...

Señor Paco Montesinos, usted está seguro de que estuvo en la plaza de toros de Requena?
Allí se vivió un ambiente más taurino que burlesco, como dice usted.
Los tres novilleros salieron por la puerta grande, hicieron una buena lidia de las seis reses.
Todos los asistentes disfrutaron de esa mañana (quizá usted sea una excepción y creyese que se encontraba en una corrida de El Juli, Padilla, Ponce, etc..)
El último novillo,(lidiado por Vicente Soler) fue uno de los mejores de la mañana y supo sacarle todo el partido que tenía.
Yo sinceramente disfruté en la plaza.