Páginas

domingo, 8 de mayo de 2011

Victorino dos, Miura ninguno


Corrida del día de la Verge dels Desamparats. Mano a mano ganadero entre Miura y Victorino Martín para los matadores Angel de la Rosa, Juan José Padilla y Manuel Jesús 'El Cid'.

Tarde que climatologicamente se inició gris y plomiza para acabar con sol, con algo más de media entrada especialmente en los tendidos de sol, con alta presencia de turistas, no en la sombra donde se llena más cuando aparecen las figuritas por que esta tarde no acudieron ni los abonados de las contrabarreras, por supuesto poco color de colorín y politiquillos que a estas alturas están en otras cosas.
La presidencia ostentada por el señor Moreno en su línea, permitió que se lidiaron dos inválidos, que un señor se paseara tranquilamente por el ruedo saludando a un matador y al respetable, siendo condescendiente en la concesión de trofeos para que todos estuvieran contentos.

La corrida se inició con 3/4 de retraso por el encharcamiento que presentaban las zonas de la  barrera especialmente en chiqueros y patio de cuadrillas a causa de la tromba de agua que cayó 1 hora y media antes del festejo y por la desidia de haber dejado abandonadas la limpieza de los desagües que se encuentran en esas zonas para aliviar posibles encharcamientos, con lo que tras el sainete correspondiente con paso de matadores, banderilleros, autoridades, productions y cámaras por el ruedo y tras descargar varios sacos de serrín se decidió dar el festejo, digno del nivel de Valencia.

La corrida siguió el guión como la climatología, al principio gris y plomiza para salir el sol y acabar con luz crepuscular. Porque en el nivel ganadero ganó Victorino con dos toros diferentes uno de los antiguos del siglo pasado, corniveleto con poder y casta para tener que someter, y otro de los new victorinos (o victorinos 2.0), enmorillado con culata, cuernos agapachados y que permiten el toreo sin apreturas al matador, y por que Miura envió de Zahariche tres toros o algo así, mal presentados para lo que se puede esperar de esta divisa, 2 inválidos de solemnidad y el otro avacado, asfixiado, que iba y venía y dejó estar.

Angel de la Rosa, torero de pocas oportunidades pero mucha clase, despachó a su Miura un inválido con trotecillo cochinero en su andar por el ruedo, en el que pasó el trámite. Más suerte tuvo con el victorino que salió cuarto, toro bien presentado, que embestia con la cara alta pero que acabó humillando al someterlo en sus dos primeras tandas para volver por sus fueros al fallar el oficio y quedar el torero más a merced del toro, lo pasaportó de estocada trasera que le valió una orejera paisanera.

Padilla que tiró de repertorió marca de la casa, buscando el aplauso del respetable, con gritos  y zapatillazos en los cites, poco pudo hacer con su victorino un toro parado y que no se empleo, para en su miura que iba y venía practicar el destoreo más raplón y dicharachero, aplaudido por los que todo vale, con una pinchazo y estocada con derrame cortar una orejita de las que se suelen dar por estos lares.

'El Cid' nada pudo hacer en su miura, un inválido que tenía que haber sido devuelto, aunque tampoco iba sobrado de motivación y ganas, para enfrentarse con el victorino toreable con un pitón izquierdo de premio, con dos primeras tandas de naturales marca de la casa pero desinflarse a partir de la tercera y quedar en tres series vulgares con la derecha, una pena con un toro de 2 orejas clamorosas, pero como aquí todo se premia obtuvo otra orejita tras estocada trasera y efectiva.

4 comentarios:

"Maestro" dijo...

Yo diria 2 a 1. Para mi el Miura de Padilla no fue malo.

Kiko Reinoso dijo...

Deixant de costat el "sainete" previ, Paco, coincideisc amb tu quasi en tot el que dius:
- Mal Miura: mal presentats, sosos, sense forces i "pastueños".
- Dos bons bous de Victorino: el de De la Rosa va tindre eixe problema precisament, trobar-se amb aquest torero poc rodat al que li faltà ofici i mando per a templar i sotmetre l'embestida de l'animal. L'últim va ser un molt bon bou de Victorino, dels "nous" albaserrada, amb bon son i humiliació.
Respecte als matadors:
A De la Rosa se li notà la falta de rodatge i li faltà el toreig al natural al de Victorino.
Padilla en su línea, bulliciós..
Em quede amb les dos tandes de naturals del Cid, un dels que millor corre la mà esquerra, però que se'n va vindre avall després del desarme i quan el albaserrada començà a quedar-se més curt. Orella merescuda.
La resta de trofeus no haurien d'haver-se donat en una plaça de primera (per què València és plaça de primera, no?).
Un abraç

Paco Montesinos dijo...

Puede ser Maestro, los toros también tienen mala suerte en el sorteo, aunque el toro en ningún momento dio sensación de bravura, iba y volvía.

Si Kiko de primera almenys administrativament, de fet es un altra cosa. Gràcies.

pedrito dijo...

Aùnque que hé titrado en mi blog "puraficion" : "VICTORINO, UNO, MIURA, CERO" , después de la corrida valenciana de ayer, de acuerdo total con esta entrada, y como "Kiko", yo no soporto màs los bullicios y las trampas del ciclon payaso.

Un saludo