Páginas

lunes, 26 de abril de 2010

Corrida concurso de Zaragoza: Faltó un poco de todo.

Corrida-concurso de la Feria de San Jorge de Zaragoza 2010. Tarde de excelente temperatura, con un escaso cuarto de plaza, situación ideal para empezar a bombardear los voceros del puchero. Presidencia correcta sin ser protagonista en ningún momento.

Respetuoso, ejemplar, minuto de silencio por el aficionado zaragozano d. José Manuel de la Cruz y por el torero valenciano Jaime Marco “el Choni”.

Nos trasladamos desde la tierras valencianas a la capital aragonesa para presenciar una corrida-concurso en el bello coso de la Misericordia con el ánimo de ver toros con presencia, representantes de encastes denostados por el taurinismo con la esperanza de ver toros en tipo, trapío propio del encaste, con fuerzas suficientes y algunas buenas dosis de bravura, al igual que compromiso mínimo exigible por parte de todos los integrantes del festejo, pero para desgracia de los aficionados y alegría de taurinos y parlanchines varios por tener motivos para congratularse y meter caña a todo lo que sale del stablisment faltaron gran cantidad de estos ingredientes anteriormente mencionados. Para más inri un servidor se quedó totalmente sorprendido al anunciarse los ganadores del concurso:

Mejor picador: Juan José Esquivel que arreó de lo lindo al de Partido de Resina
Mejor lidiador: Serranito. ¿¿??
Mejor toro: Corbeta de Ana Romero.¿¿??


Primer toro de la ganadería de Palha, pequeño, trapío justo de plaza de 1ª, blando de remos, manso que apretó cogiendo a Francisco Javier Rodríguez  al cazarlo antes de entrar en el burladero. Tomó 3 varas no quiso la 4ª. Ni tuvo faena ni Padilla estaba por la labor de bregar con el animal. Pitos en el arrastre.


Segundo toro de la ganadería de Partido de Resina hizo honor a su encaste con bonita estampa, lástima que en un derrote en las tablas se despuntará el pitón derecho. Le sobraban algunos quilos, estaba regordío. Remató en burladeros. Tomó 4 varas, alguna trapera. Tuvo una lidia sin poder por parte de Rafaelillo, no sacando las posibilidades del toro perdiendo gran parte del posible premio, dándole un recital de descabellos y con el tercer aviso apuntó de sonar. Palmas en el arrastre.


 Tercer toro de la ganadería de Prieto de la Cal grandullón, con escasas defensas, también se lastimó el cuerno al rematar, sangrándole durante la lidia, animal que de haber pertenecido a otro encaste y otro hierro hubiera sido protestado por sus pobres defensas. Cumplió en varas, en la 4ª se arrancó de lejos pero sin transmitir excesiva emoción, ni calando en el tendido. Serranito no puede con las dificultades, especialmente por el pitón derecho, lo despacha de estocada caída. Se va al desolladero en silencio, indiferencia.

Cuarto toro de Cuadri, no muy en tipo de la casa, feo de cara, no llegó a creerme al ganadero al decir que este animal era de los reseñados para Madrid o por eso no va a las Ventas. Recibió tres varas excesivas, dejándolo en la 1ª muy lejos, empujando pero recitando el picador un castigo excesivo, en la 2ª tarda en arrancar también empuja y le dan, en la 3ª lo dejan a los pies del caballo (todo al revés). Padilla realiza una lidia que perjudica al animal, el público le increpa el desaguisado realizado y no quiere seguir despachándolo de estocada caída, recibiendo sonora pitada. El toro se arrastra con leve ovación, que podía haber sido más rotunda de haberle realizada una lidia correcta. 

 
Quinto toro de Adolfo Martín, justo de trapío, terciado, sale con alegría, rematando, escaso de fuerzas, cumple en el caballo, arrancándose, entrando 4 veces sin excesivo castigo bien medido por el varilarguero. Aprieta en banderillas, llegando al tercer tercio desarrollando sentido por ambos pitones, cortando el viaje, sin poner Rafaelillo nada para corregir defectos, sino para pasar el trámite y a otra cosa.

 
Sexto toro de Ana Romero, alto para su encaste, entró a 3 varas mal pegadas, sin emplearse en exceso, pudiera ser el menos castigado de la corrida. Serranito tarda en verle el pitón, no se acopla con él al principio para descubrirle el pitón izquierdo a mitad faena, fallando en la colocación y las distancias, el toro era tardo en embestir pero cuando arrancaba metía la cabeza con mucha clase. Mató de estocada caída, el presidente accede a conceder una oreja de poco peso, para la faena que recitó el matador ante un toro de clase para la muleta, pero que el primer tercio lo pasó ni fu ni fa.

En cuanto a los premios cada uno lo ve de una manera pero hubieron toros que con las cosas mejor hechas hubieran sido más importantes que el ganador, que fue el más claro y de más calidad en la muleta pero no el más bravo durante su lidia. A lo mejor hubiera sido interesante dejar más de un premio desierto.

Ante una corrida-concurso faltó la actitud y el compromiso por parte de todos los integrantes:

Los ganaderos en general enviando toros, algunos sin presencia suficiente incluso fuera del tipo de la casa, con poca casta y bravura para cumplir con nota el examen de los aficionados y sobre todo de los taurinos que tienen la escopeta cargada para disparar a todo lo que se salga de los cánones del toreo moderno.

Los matadores tienen que ser buenos lidiadores, darle importancia y ventajas al toro siendo generosos con él, verdadero protagonista de estas corridas, pero la terna de ésta había 2 más con la cabeza en la miurada de Sevilla y el otro hizo lo que pudo.

Los picadores deberían ser traídos por los ganaderos, hubo alguno que no estuvo nada bien, se nota la falta de costumbre de realizar una verdadera suerte de varas.

Los empresarios … ellos a lo suyo, sacar perras, cumplir el expediente, elegir todo lo más barato que puedan y a otra cosa.

2 comentarios:

eltorodelajota dijo...

PACO MC, mi visión de la corrida es muy cercana a la que has expuesto claramente en la entrada. A parte de otros comentarios, destacar la mala elección de los toros por parte de los ganaderos y la nula predisposición de los toreros y sus cuadrillas para lucir a los astados, buscando solo el lucimiento personal.

Paco MC dijo...

He visto que coincidiamos porque he escuchado el audio de la Cabaña Brava. Lo peor de todo esto es que el taurinismo sólo quiere cargarse todo lo que huela a toro de verdad, lee la crónica de burladero, ¡no tienen vergüenza!